Publicidad Cerrar X
Conocer

Este museo en Ámsterdam propone a los visitantes dibujar las obras de arte y no fotografiarlas

Con el dibujo, el observador puede conectarse más profundamente con la obra, conocer sus detalles y prestar atención a las sensaciones.

El arte es para disfrutar y contemplar, alqo que difícilmente se puede realizar con el ojo detrás de la cámara de fotos. El museo Rijksmuseum, en Ámsterdam, descubrió esto y ofreció a sus visitantes una actividad más recreativa: dibujar las obras de arte para poder estudiarlas en más profundidad

Tanto niños como adultos, todos están invitados a tomar una libretita y un lápiz y dejar que la obra los inspire. De esa forma, quien observa se puede relacionar más intensamente con la pintura o la escultura, en lugar de pasar por el museo sin llevarse ninguna experiencia ni sensación.

 

«¿Por qué me siento tocado por el arte? ¿ Qué es exactamente lo que veo? Lo frustrante es que estos días solemos mirar muy rápido y superficial todo. Nos distraemos fácilmente. Por otra gente, por nuestros propios pensamientos, por la vibración de un dispositivo tecnológico en nuestro bolsillo. Sería lindo si pudiéramos mirar solo un poco más. Quizás solo tenemos que aprender cómo mirar. Y lo mejor de todo es que podemos. Es muy simple y todos pueden hacerlo: ¡dibujar!». Así invita el museo a los visitantes a que participen del «Drawing Tour». No se necesita ser un gran dibujante, solo un papel, un lápiz y tus propios ojos. No se trata del resultado sino de mirar mejor lo que queremos dibujar.

 

×