Publicidad Bajar al sitio
General

“Este es mi cuerpo y lo amo, con estrías y todo”

La modelo curvy Tara Lynn se sumó a la campaña #amomicuerpo a través de las redes sociales con un discurso muy inspirador. 

Si bien se está ampliando la campaña de “mujeres con cuerpos reales” – con acciones como las de Dove – todavía la industria de la moda se muestra muy reacia a mostrar cuerpos con curvas, estrías y celulitis. Muchas de las modelos que aparecen en las campañas publicitarias tienen algunos de estos fenómenos, son puramente normales, sin embargo, los artistas editan las imágenes eliminando todo “desperfecto”. ¿Con qué objetivo? Cada vez son más las mujeres que alzan su voz para revalorar los cuerpos normales, y la modelo “curvy” o plus size de Estados Unidos Tara Lynn es una de ellas.

“Estas estrías rara vez aparecen en mis fotos, así que aquí las tienen”. Así empezó su discurso en Instagram junto a una foto suya en que mostraba su cuerpo real. “Supongo que la luz y los filtros y todos los retoques les quitan toda la atención, precisamente porque algunas personas se sienten más cómodas al mirarlas así y porque es exactamente lo que prefiere la industria. Pero me pregunto cuántos de nosotros, especialmente las mujeres, en realidad prefieren mirar sólo la versión más idealizada de nuestros cuerpos. Quizás deberíamos considerar lo perjudicial que es para la gente que no conoce los trucos que se usan detrás de las cámaras. Y tal vez deberíamos preguntarnos a nosotros mismos cómo nos sentimos por dejar creer a las personas, a las mujeres y a las chicas jóvenes que sus “imperfecciones” no son normales porque no se ven representadas en los medios. La mayoría de las estrías me salieron cuando era adolescente y recuerdo sentirme mal cada vez que las veía porque pensaba que nadie más las tenía, y que eran una señal de que mi cuerpo me estaba fallando o de que yo le estaba fallando a él. Las que tuve después cuando estaba embarazada de Finlay, son marcas del orgullo más grande que jamás he conocido. Este es mi cuerpo y lo amo, con estrías y todo“.

 

These stripes rarely make it into my photos so here’s a self portrait. I guess lighting and filters and garments and sometimes retouching all take the attention off of them which is exactly what some people are more comfortable looking at and therefore exactly what most of the industry prefers. But I wonder how many of us, especially women, really prefer looking at only the most idealized versions of our bodies. Maybe we should consider how damaging it is to people who don’t know about the tricks behind the scenes. And maybe we should ask ourselves how we really feel about the moral implications of letting people, women, young women, believe their “imperfections” aren’t normal because they’re not being represented in the media. I got most of my stretchmarks when I was a teen and I remember feeling sick every time I saw them because I didn’t think anyone else had them, and they were a sign that my body was failing me or that I was failing my body. I see them now as a sign that my body has a way of dealing and healing. And the few more I got when I was pregnant with Finlay are marks of the greawww pride I’ve ever known. This is my body and I love it, stripes and all. #loveyourbody #imperfect #perfect #taralynn #stretchmarks #stripes #everybodyisbeautiful

Una foto publicada por Tara Lynn (@taralynn) el 12 de Dic de 2016 a la(s) 11:17 PST

×