Publicidad Bajar al sitio
Zoom Restós

Estar de vuelta

Hernán Taiana, uno de los pioneros de los restaurantes a puertas cerradas, recibe con trato cálido en un programa doble con clase de cocina y cena.

Por Sandra Martínez
Fotos: Juan Carlos Casas

Cada martes la cita arranca temprano en la terraza de la casa antigua ubicada frente a la Plaza Armenia, desde donde llegan los sonidos de la agitación sin fin de Palermo amortiguados por las copas de los árboles cercanos. Es la casa de Hernán Taiana, que para comenzar propone una distendida clase de cocina, en la que explica paso a paso los secretos de los platos que se servirán esa noche, como el delicioso ceviche, una de sus especialidades.
Ésta no es su primera experiencia hogareña. Después de foguearse a las órdenes de cocineros como Rodríguez Pardo, Cóncaro y Mallmann, se mudó a Uruguay con un proyecto osado: cocinar en su propia casa. Estamos hablando del año 2000, cuando no sólo el concepto de “restaurante a puertas cerradas” no existía, sino que tampoco había redes sociales, guías on-line y aplicaciones para celulares que difundieran ese tipo de propuestas. Pero el boca en boca funcionó y su casa se convirtió en visita obligatoria en Punta del Este para turistas y locales.

Cruzar el charco
Ya en Buenos Aires, después de la clase, los alumnos se convierten en comensales y se suman los que llegan para la cena. Grandes espejos se conjugan con lucecitas festivas, textiles norteños y velas encendidas en el living de ambiente cálido e íntimo. Unos años atrás, la vida trajo a Taiana de regreso a Buenos Aires. Estuvo a cargo de la inauguración de Bice, en Puerto Madero, y del último año de Astrid y Gastón. Cuando el restaurante peruano cerró, decidió volver a sus raíces y, bajo el nombre de Taiana Cooking at Home, volvió a abrir las puertas de su casa, para gran alegría de los porteños que lo visitaban asiduamente en Punta y ahora lo tienen en la ciudad.
Recientemente, el chef acaba de hacerse cargo de un nuevo restaurante, Ralph´s, también en la zona de Palermo, que ocupará sus fines de semana. Pero como no quiso perder esas características únicas que tiene recibir en casa -la libertad en la cocina, el contacto directo con la gente- sigue dedicando los martes a estos encuentros. El menú, que puede tener siete u ocho piezas divididas en cuatro pasos maridados con distintos vinos, muestra su estilo de inspiración internacional, principalmente peruana, oriental e italiana. Papas rosti con calamares y huancaína y tartare de remolacha y salmón son algunas posibilidades para la entrada. Entre los principales, el fuerte son las pastas y los arroces, como el wok de cintas italianas con rúcula, parmesano y tomates frescos o el pescado del día con risotto amarillo con ají mirasol. El postre, por lo general, es cheesecake, que Taiana, divertido, ofrece repetir a los comensales que se muestran más entusiasmados, mientras comenta sobre el mural que piensa armar en una pared libre del living, su primera aventura artística.
Asistido por un pequeño equipo, la calidad de cada detalle es totalmente profesional, desde la presentación de los platos y sus sabores hasta el servicio, y da cuenta de la afilada experiencia del anfitrión. Taiana demuestra que está de vuelta y va por más.

Taiana Cooking at Home abre los martes. Las clases comienzan a las 18 y la cena a las 21. Menú con maridaje $400. Reservas al 3229-8105 o a través de www.cookapp.com

×