Publicidad Bajar al sitio
General

Esta Navidad armá un arbolito diferente

Te compartimos ideas originales para que dejes el árbol clásico en el altillo y te animes a armar uno nuevo con tus propias manos.

El 8 de diciembre, además de conmemorarse a la inmaculada concepción, se instauró como el día en que se arma el arbolito de Navidad. No se sabe por qué es ese día el que se escogió para inciar la tradicional cuenta regresiva hacia nochebuena. Lo que sí se sabe es que, en Argentina, el primer Arbolito de Navidad se armó en 1807 por un irlandés que, recordando la tradición de su país, decoró un pino en una plaza. 

Pero, no importa tanto el cuándo ni el por qué de la tradición. Lo importante es lo que ocurre realmente ese día, a nivel familiar y emocional. Muchos le prestan poca atención a la Navidad y otros lo hacen pero desde un lugar religioso, por ende no están de acuerdo con las decoraciones y la tradición de Papa Noel. Sin embargo, para muchas familias la decoración navideña es un día de encuentro, un espacio para compartir, divertirse y construir juntos. Algunas, especialmente las que tienen hijos más chicos, hacen manualidades y decoran el arbolito con adornos hechos por ellos mismos. Muchas familias lo hacen mientras escuchan música navideña y comen galletitas o algo casero y rico. 

Preparar la Navidad es lindísimo, más todavía si se hace acompañado. Y lo que lo hace más divertido es hacerlo cada año diferente. Todos sabemos que el arbolito y los adornos están cada vez más caros. Generalmente los compramos una sola vez y los reutilizamos durante años. Pero aburre… Entonces, ¿por qué no salir del molde y armar un arbolito diferente? Si, con maderas, papel de diario, libros, hilo, lucesitas, piñas, pallets, crochet… elementos más accesibles, maleables y súper creativos. ¡No importa si no se llega al 8! Tenemos todo diciembre para dejar la casa divina. 

En esta nota les compartimos algunas ideas, para que este año dejen el arbolito traidcional en el altillo, y se la jueguen a algo más creativo, inspirador y personal. ¿Quién dijo que tiene que ser un árbol enorme? ¿Y si se decora cada ambiente con arbolitos chiquititos? ¡Anímense a explorar sus talentos! Es EL momento del año para sacar lo mejor de uno y disfrutar de los resultados. 

×