Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Ensalada de espinaca, brotes, morrones y queso frito, una delicia

Una receta rica y sofisticada

Los ingredientes que necesitás son:

100 g de brotes de soja.

100 g de brotes de rabanitos.

2 zanahorias ralladas.

200 g de champiñones en cuartos.

5 tazas de hojas crudas de espinacas.

Sal fina y pimienta negra molida.

2 pimientos colorados.

Aceite de oliva.

2 potes de yogur natural.

Un diente de ajo, pelado, sin brote y muy picado.

2 limones para exprimir su jugo.

½ taza de hojas de menta fresca picadas.

4 rebanadas de pan lactal.

Un tomate redondo y grande.

2 quesitos camembert.

Harina o almidón de maíz.

Una cda de manteca.

DSC_5275

Procedimiento

Poner en remojo todos los brotes y luego colarlos y dejarlos escurrir. Lavar, pelar y rallar las zanahorias. Apenas enjuagar, secar y cortar los champiñones en cuartos.

Lavar las hojas de espinacas, secarlas y eliminarles los cabos. Convertir los pimientos en morrones. Les cortamos los extremos, los abrimos al medio en sentido longitudinal y vaciamos sus interiores. Todo, semillas y nervaduras, los untamos con aceite y los colocamos sobre una plancha, parrilla o sartén para cocinarlos de lado y lado, sobre todo casi quemando la piel externa y luego poder quitársela con mayor facilidad.

Se pela luego bajo el chorro de agua fría de la canilla, se abre al medio, se eliminan sus interiores y listo. El pimiento se convierte en morrón, más allá de su color. Dejarlos enfriar y cortarlos en tiras.

Hacer el aderezo especial, mezclando en un bowl los yogures naturales, el ajo pelado, eliminado el brote y muy picado, el jugo de los limones y la menta fresca picada. Reservar en la heladera.

Utilizar un corta pasta circular de unos 10 centímetros de diámetro para cortar las rebanadas de pan lactal cuadradas y que resulten redondas.

Freír los panes en aceite de oliva bien caliente de lado y lado. Reservar sobre papel absorbente para que escurran el aceite. Lavar y cortar el tomate redondo en ruedas y reservar en la heladera.

Elegir quesos del tipo camembert no demasiado tiernos. Cortarlos por la mitad de manera transversal, mojarlos un poco con aceite de oliva y embadurnarlos pasándolos por almidón de maíz para que este quede pegado al queso.

Colocar en una sartén una cucharada de manteca a calentar y dorar los quesos de lado y lado justo antes de emplatar, así llegan calientes a la mesa.

Para el armado de las ensaladas, elegir platos playos grandes y cubrirlos dando una vuelta con las hojas de espinacas crudas.

En el centro del plato disponer una rodaja de pan frito y sobre la misma una de tomate, con algo de sal fina y pimienta negra molida, para recibir encima el queso frito. Rodear con los brotes de soja y rabanito, las zanahorias ralladas y los champignones cortados en cuartos.

Mojar todo con un poco de aceite de oliva y sal fina y luego con el aderezo de yogur, limón y menta fresca. Terminar colocando las tiras de morrón sobre el queso frito.