Publicidad Cerrar X
Música

En el trono: Ed Sheeran transparente y mundano

Con su tercer disco de estudio, el cantautor británico evita correr riesgos y bate récords en los ránkings.

El dato manda y desalienta cualquier intento de operar algún efecto sobre el público: de los diez primeros puestos del ranking que publica la Official Charts Company británica, nueve están ocupados por canciones incluidas en Divide, el tercer álbum de Ed Sheeran, que en su semana de lanzamiento vendió casi 700 mil copias en el Reino Unido, y también se posicionó en la cima de los rankings de Billboard, en Estados Unidos.

Y no está mal. Al fin de cuentas, en Divide confluyen varios de los elementos indispensables para que eso suceda: es previsible, por momentos algo aburrido y pegadizo en otros, mientras artísticamente transita la intrascendencia bajo el paraguas de una producción que lo proteje de cualquier arrebato que ponga en riesgo la seguridad del éxito.

Compone sus canciones en letras y música y las interpreta virtuoso sólo con su guitarra. Y escribe sobre historias de vida muy personales, de su familia…”, fundamenta Florencia Puppo, directiva de la delegación nacional de Warner y responsable de desarrollar a Sheeran en el país.
Cuando entré a trabajar en Warner, en mayo de 2014, no sabían muy bien por dónde apuntalar a Ed, porque su primer disco fue ‘muy por abajo’ –revela–. Entonces, empecé a cultivar su relación con otros artistas teen y apunté a ese público

×