Publicidad Bajar al sitio
Autos

Emblema de pasión

Ya se ofrece en nuestro país el Chevrolet Camaro, mítico deportivo estadounidense que es pura potencia y diseño singular.

Hace casi un par de años, y a modo de avant premiere, el Chevrolet Camaro se exhibía en el Salón de Buenos Aires como una de las estrellas más impactantes. Este ícono de la cultura estadounidense nació en 1965 como respuesta al éxito conseguido por el Ford Mustang y fue lanzado con el objetivo de dar pelea en la categoría de los pony car. Casi 50 años después se transforma en una realidad para nuestro mercado, ya que la empresa General Motors acaba de anunciar que se puede reservar este exclusivo deportivo en la Argentina.

Con una indiscutible impronta de muscle car, este Camaro llegará en su nueva variante, la misma que se presentará en el próximo Salón de Nueva York con algunos leves retoques estéticos. Entre ellos, uno de los más impresionantes son las llantas de aluminio de 20 pulgadas que calzan neumáticos delanteros con medidas 245/45 ZR20 y traseros 275/40 ZR20. Su despeje del suelo, de 15,6 cm, le permite transitar sin problemas por calles y rutas. Otro detalle a tener en cuenta: su singular carrocería se ofrecerá en siete diferentes colores: Red, Black, Ashen Gray, Switchbalde Silver, Summit White, Berlin Blue y Crystal Claret Tintcoat.

Coupé para cuatro

El habitáculo de este deportivo consiguió equilibrar diseño moderno con inspiración en algunos elementos retro y atención máxima a los detalles. El habitáculo ofrece un espacio razonable para cuatro pasajeros aunque con el acento puesto en el conductor.

Su volante de tres rayos está revestido en cuero y cuenta con ajuste de altura y profundidad mientras que los asientos fueron diseñados para ofrecer el máximo confort y la seguridad necesaria para una conducción más deportiva. En la versión SS, los mismos están revestidos en cuero y tienen ocho regulaciones eléctricas, además de contar con calefacción.

Motor poderoso y manejo deportivo

La versión SS se presenta con el motor más potente de la línea Camaro. Se trata de un V8 de 6.2 litros que eroga 405 caballos. Este propulsor posee un sistema que le permite economizar combustible mediante la desconexión automática de los cilindros. En velocidades crucero, es decir en un viaje tranquilo por ruta, el sistema de inyección desconecta cuatro cilindros, reduciendo el consumo, que puede ser evaluado por la computadora de abordo, aumentando significativamente la autonomía del deportivo.

Por su parte, la caja es del tipo secuencial automática de 6 velocidades, exclusiva de la versión SS. Con ella, el conductor puede disfrutar del confort de la transmisión automática o cambiar las marchas conforme su necesidad, por medio de botones ubicados atrás del volante, permitiendo que el conductor maneje de la forma más deportiva posible: sin sacar las manos del volante.

Este deportivo ofrece controles de estabilidad y de tracción especiales dirigidos para quienes disfrutan de la adrenalina al conducir. El sistema posee dos niveles: en primer lugar, presionando el botón sólo una vez, se deshabilita el control de tracción, pero presionando rápidamente dos veces el mismo, el control de estabilidad entra en el modo “Competitivo”, permitiendo una conducción más pura y deportiva, sin tantas intervenciones, pero manteniendo el alto nivel de seguridad.

Entre los detalles tecnológicos, está equipado con el Head-Up Display (HUD), un sistema que refleja información en el parabrisas del vehículo. La idea es que, reforzando su idea de vehículo deportivo, el conductor no desvíe la mirada del camino. Por otra parte, ofrece una cámara de visión trasera que facilita las maniobras de estacionamiento, sistema de encendido a control remoto, indicador de presión de neumáticos y sistema de acceso sin llave. También incluye un sistema de audio con pantalla color touch screen de 7″, entrada auxiliar y entrada USB (en la consola central), además de una potencia premium de 245 watts de Boston Acoustics, que cuenta con nueve parlantes y sistema de navegación. Además, viene con PDIM (Portable Device Interface Module o Módulo de Interacción de Dispositivos Portátiles), que permite transmitir audio desde cualquier dispositivo compatible que tenga Bluetooth para el sistema de audio del auto, sin la necesidad de cables.

Un auto pensado para satisfacer distintas necesidades, sin ceder nada a cambio. Un modelo mítico, que se hace cargo de su historia y convence en el presente.

Características destacadas

* El precio de preventa es de 95.000 dólares.
* El sistema que refleja la información sobre el parabrisas deriva de la tecnología militar norteamericana.
* El sistema de frenos es de la afamada marca italiana Brembo que también utiliza Ferrari.
* La iluminación de tablero azulada posee múltiples indicadores con diseño embutido.
* Las suspensiones delanteras son del tipo Mc Pherson.
* En Europa y Estados Unidos también se ofrece con caja manual.
* Existe una variante convertible pero aún no fue confirmada.
* Delante de la selectora de cambios hay cuatro indicadores analógicos: presión de aceite, temperatura de aceite, nivel de carga del alternador y temperatura del aceite de la caja de cambios.

×