Publicidad Bajar al sitio
Cine y Series

El regreso de Godzilla

Llega una versión renovada del monstruo más popular y bizarro de la historia del cine

Por Sandra Martínez

Muchos dicen que hacía falta esta nueva versión del clásico Godzilla para revivir la era de los grandes monstruos cinematográficos. La afirmación no es del todo cierta, o al menos no en nuestra opinión, porque hay que reconocerle a Pacif Rim su mérito en cuanto a kaijus –término japonés que significa “bestia extraña”-, aunque se vean opacados por los no menos gigantes robots, que son los protagonistas de esa historia. Como sea, aquí está el gran G nuevamente, sobreviviendo la era atómica japonesa que lo vio nacer.

En esta historia el origen se remonta también a 1954, año de estreno de la película original, mostrando imágenes de archivo sobre ciertas pruebas nucleares realizadas en el océano Indico. Luego saltamos al presente, donde un científico investiga el accidente en la planta nuclear a su cargo, que le costó la vida a su esposa. Claro que el accidente no será tal y cuando se revele la verdad, Godzilla quizás no cumpla con su clásico rol de azote de la humanidad, sino más bien el héroe del día.

Tal vez por la fuerte presencia de estrellas -Bryan “Walter White” Cranston, Juliette Binoche, Ken Watanabe, Elizabeth Olsen- hay una larga parte introductoria sin presencia de bichos overzised o escenas de acción, una estrategia que no es ajena al género y que puede rastrearse tanto en clásicos como Tiburón o películas actuales como El hombre de acero, pero que a veces juega en contra frente a un público que armado con anteojos 3D y pochoclos, está ahí por las peleas devastadoras. Pero para cuando el monstruo hace su aparición cumple por completo con las expectativas con el necesario despliegue de imagen y sonido, incluyendo el famoso rugido de la bestia, remasterizado del original para esta nueva entrega. Así que Godzilla está de regreso, en toda su gloria bizarra.

×