Publicidad Bajar al sitio
Bares y Tragos

El nuevo apóstol

El concurso organizado por el gin nacional ya tiene un ganador, y es rosarino.

Por Rodolfo Reich

Era casi una reunión de amigos. Estaban presentes varios de los mejores bartenders del país, algunos distribuidores de bebidas, periodistas y conocidos, todos en el sótano de la coqueta galería de arte Mock, bebiendo distintas versiones de Gin&Tonic. Así fue la final del concurso de coctelería Soy un Apostol, organizado por el gin nacional Príncipe de los Apóstoles, la creación de Tato Giovannoni que de a poco se está convirtiendo en una de las espirituosas de moda en la Argentina.

La final tuvo a doce profesionales de todo el país mostrando sus creaciones a base de este gin aromatizado, entre otras cosas, con ecualipto y yerba mate, frente a un jurado de lujo: el propio Tato Giovannoni junto a Mona Gallosi, Inés de los Santos y Martín Auzmendi.

Tras un par de horas de competencia, el jurado eligió a un ganador: nada menos que Matías Jurisich, cantinero detrás de la barra del flamante bar rosarino Chichibira, y cocreador del Club del vermú, quien triunfó con su cóctel Motocicleta. Será cuestión de ir a Rosario para probarlo y brindar con él.

×