Publicidad Cerrar X
Estilo

“El monstruo que no dejan salir”, 50 esculturas y objetos hechos con marihuana

Se trata de una propuesta que exhibe esculturas, cuadros, acuarelas y objetos inspirados y realizados con flores y hojas de cannabis sativa en “La Base Cultural”, Avellaneda.

Irónica, utópica e inspirada, la exhibición recoge la obra de Fernando Brizuela y Jacko Rial, entre otros artistas cannábicos de Argentina, en un predio de 400 metros donde se exponen monstruos realizados íntegramente con cogollos de marihuana, dibujos relativos al uso medicinal de la planta iluminados con luces de neón y acuarelas sobre estudios botánicos del cannabis.

Brizuela comenzó a moldear este material años atrás a partir de la enfermedad terminal que atravesó su hermano mayor, que luego falleció. A partir de esa dolorosa circunstancia aprendió que la marihuana “no cura mágicamente pero te permite tener una vida ‘normal’: te mejora el apetito y te proporciona cierta calma en cuadros de enfermedades terminales”, cuenta a Télam.

Con esta experiencia artística no solo convirtió el dolor en creación, sino que también descubrió la utilización de una sustancia ilegal en materia prima que, ante la vista de un público que tiene “un vínculo de familiaridad con la planta se establece cierto sentido de complicidad con las obras”, sostiene Brizuela.

Su obra busca “incluir un espectro de sentidos asociados a la marihuana, su historia, sus símbolos y sus rituales, una subcultura que atraviesa de manera silenciosa y transversal a todas las sociedades y clases sociales, y la potencia de mi trabajo está en visibilizar este fenómeno“, señala el artista, quien fue convocado a participar por la Asociación Cannabicultura del Sur.

La situación en Argentina respecto de la marihuana “ha cambiado vertiginosamente en los últimos años gracias a los usos medicinales, por lo que su futuro es prometedor, socialmente ya no es algo tan marginal y no está asociada al crimen o a la vagancia como yo intento ironizar en mis trabajos“, señala Brizuela.

cannabis escultura

En este sentido, la imagen del monstruo que el artista hizo con cogollos de marihuana, “tiene la intención de enfatizar críticamente esa visión prejuiciosa y superficial de ciertos segmentos de la sociedad que asocia la planta de marihuana únicamente a la degradación personal sin ningún tipo de matices“, sostuvo.

Otra de las obras realizada por el artistas para esta muestra es “Visión“, un bloque de flores de marihuana, comprimido, casi prensado, del que sobresalen dos ojos que intercambian su mirada con el espectador, y que el artista relaciona “con las visiones que puede ocasionar toda sustancia que tiene un efecto sobre la mente, y al mismo tiempo devuelve una visión sobre la propia mirada”.

Además de una selección de esculturas, Brizuela expone una gran cantidad de acuarelas sobre papel que abarcan diferentes temáticas, desde minuciosos estudios botánicos de la planta de cannabis sativa, hasta un proyecto utópico de construir un cultivo de marihuana medicinal a gran escala en la precordillera de los Andes sobre un edificio colosal abandonado en la montaña que pertenece a la universidad de Tucumán.

La muestra también incluye 13 obras de Jacko Rial, realizadas en técnica mixta -acuarela y acrílico líquido- que pertenecen a la serie denominada “Tricomas“, que “son la fuente de resina y cannabinoides de la planta cannabis, sustancias que tiene múltiples usos y otros miles aún por descubrir”, según el artista.

×