Publicidad Cerrar X
Conocer

El hotel más chico del mundo está dentro de un Beetle

Mohammed al Malaheem asegura que su alojamiento, en medio de un desierto en Jordania, merece el récord Guiness al más pequeño existente.

En el medio del desierto de Jordania hay un hotel que asegura que es el alojamiento más chico del mundo, si bien el récord todavía lo tiene el Eh’häusl Hotel en Alemania. Se trata de un antiguo Volkswagen Beetle que invita a dos huéspedes a descansar en sus instalaciones ínfimas pero acogedoras.

hotel jordania

Su creador fue Mohammed al Malaheem quien acercó el auto a su actual locación y lo decoró con frazadas y almohadones bordadas a mano para dar vida a ese lugar de aislamiento romántico y privado. ¿Por qué el desierto? Porque quería mostrarle a viajeros de todas partes del mundo la belleza del lugar. “Este pueblo es mi patria, yo nací acá, crecí acá y viví acá toda mi vida”, dijo a CNN. “Quería empezar un proyecto que mejore su situación y lo ubique en el mapa turístico, porque realmente se trata de uno de los escenarios más hermosos de la región”.

El hotel está emplazado en el pueblo desierto de Al Jaya, donde los visitantes pueden encontrar un paisaje sereno y remoto y el castillo de Montreal, que data al siglo 12. En una cueva cerca del auto, hay un pequeño “lobby” donde Malaheem sirve a los invitados algunas bebidas y snacks. Asimismo hay una tienda que ofrece joyería antigua, artefactos y objetos de cobre que los viajantes pueden llevarse como souvenirs. El anfitrión junto a su familia le preparan desayunos y almuerzos locales a sus visitantes.

Al mirar dentro del auto encontrarán notas y fotos de los huéspedes que pasaron por el lugar y perpetuaron sus experiencias. Al Malaheem planea agregar otros Beetles para armar un complejo más grande y poder alojar muchos huéspedes a la vez.

hotel jordania4 hotel jordania6 hotel jordania3

×