Publicidad Cerrar X
General

El abuelo perfecto

Alina Gabriel-Kaminska cuenta la historia de sus hijos a través de fotografías. En ellas presenta al abuelo más tierno del mundo.

Toda mujer cuando es madre quiere capturar cada segundo de la vida de su hijo: la primera palabra, la primera comida, sus primeros pasos… Alina Gabrel-Kami?ska no es la excepción. Madre de Lenka y Thyme, la fotógrafa decidió escribir la historia personal de sus hijos, «las aventuras de la inocencia, donde cada día trae curiosidades y sorpresas nuevas; cada día abre un nuevo pequeño capítulo de sus vidas», expresa. Como las palabras no son su medio preferido, decidió contar esta historia a partir de las fotografías. Su blog personal cuenta con una galería de imágenes en blanco y negro que redactan cada detalle de sus días: cocinando juntos, pintando, los minutos antes de dormir, jugando en la nieve, escuchando un cuento, saltando en la cama, pintando… A Alina no se le escapa una sola actividad: quiere (y logra) capturar la esencia de cada momento en una imagen.

Dentro de esa galería de fotografías Alina Gabrel-Kami?ska presenta a su padre, «el abuelo de mis pequeños monstruitos». Si bien admite que no fue un padre perfecto, cuenta que sí lo es como abuelo y lo demuestra en una serie de imágenes muy tiernas, donde el hombre comparte juegos con sus nietos, los baña, les enseña a cocinar y los lleva a pasear para estar más en contacto con la naturaleza. La ternura en las miradas, la simpleza de las actividades y la autenticidad del amor que los une son sentimientos que se reflejan en cada una de las imágenes inspiradoras.

Pueden ver la historia completa de Lenka y Thyme en el blog personal de su madre. 

×