Publicidad Bajar al sitio
Agenda

Eggo Trip

Pasamos por la segunda edición de la feria organizada por la Asociación Argentina de Galerías de Arte y te contamos cuáles fueron nuestros artistas favoritos

Por Sandra Martínez

Las ferias de arte se siguen posicionado como un espacio de contacto con los coleccionistas jóvenes, que en los últimos años tomaron conciencia del placer de poseer una obra original y dedican un presupuesto modesto a la compra de obras, no como inversión sino por el placer mismo del arte. La Asociación Argentina de Galerías de Arte tomó conciencia de este nuevo público, que quizás tiene la motivación suficiente como para visitar muestras en las propias galerías, o se sienten intimidados por el ambiente experto, pero que en el clima popular de las ferias encuentra la comodidad para preguntar, hablar con los artistas,  comprar. Con esto en mente, cerraron la etapa de Expo Trastiendas, su clásica feria anual, y comenzaron una nueva era con Eggo, que apunta a la exhibición de artistas jóvenes y que con sus selección de obras a precios accesibles y colocados a la vista del público, incentiva las ventas.

Entre los espacios repartidos entre galerías clásicas, jóvenes y del interior, estos fueron los artistas que captaron nuestra atención.

Lucila Godoy para Holbox Photo Gallery. La fotografía de Godoy capta pequeños detalles que pasarían desapercibidos en una escena, los magnifica y los convierte en centro de atención, con un clima íntimo y sutil.

Claudio Gallina: interviniendo hojas de cuadernos y apuntes Gallina construye murales en los que trabaja alrededor de los conceptos de la infancia y la educación.

Laura Valdivieso. Desde Mendoza, la galería Daniel Rueda mostró una excelente selección de trabajos de artistas de la provincia. Más allá de las esculturas de Alejandro Herrera Guiñazú y la obra del ya consagrado Antonio Camba, destacamos la serie “Flores” de Valdivieso, realizada sobre mdf pintado y con figuras hipnóticas armadas con clavos.

Esteban Campili. Jugando desde lo lúdico, Esteban Campili propone una serie de pinturas y objetos intervenidos con estilo street art, que cambian ante la fascinada mirada del espectador cuando se los mira usando unos anteojitos 3D. Nuestra favorita, un libraco antiguo de gran tamaño pintado con un rochoncho bebé espacial, ya tenía dueño y viajará con destino a Nueva York.

Dimas Melfi. En el sector de la galería catamarqueña Cstl569 –que ya nos había gustado en su presentación en ArteBA de este mismo año- una pared cubierta por pequeñas obras de esta artista conformaban un universo de bordados, dibujos, fotografías intervenidas y collages, cada pieza en minitura una muestra de talento y creatividad.

×