Publicidad Bajar al sitio
Autos

Eficiente y ecológico

El flamante Ford Mondeo 2.0 EcoBoost ganó potencia y redujo el consumo y las emisiones contaminantes

El Ford Mondeo es un auto que fue producido con un gran aporte de Volvo cuando la marca sueca pertenecía a la firma estadounidense. Luego, crisis mediante, Ford debió vender Volvo para capitalizarse y capear el temporal, algo que funcionó ya que gracias a ello fue la única firma estadounidense que no se presentó en bancarrota (como sí sucedió con General Motors y Chrysler). Hoy el Mondeo es un referente indiscutido entre los productos de alta gama y recientemente recibió una leve renovación estética además de adoptar un novedoso motor.

Propulsor limpio

En la carrera por reducir las emisiones contaminantes los productores de autos debieron poner el acento en el tamaño de los motores. Con impulsores más chicos se puede gastar menos combustible y por ende disminuir las tasas de polución. Y para que no se pierda potencia entraron en escena las nuevas tecnologías, como la inyección directa, el turbocompresor, la distribución variable, metales más sofisticados y un diseño de la mecánica más eficiente. Todo ello describe al nuevo motor EcoBoost del Mondeo 2011, que con cuatro cilindros, dos litros de cilindrada y 240 caballos, reemplaza al anterior de cinco cilindros 2,5 litros y 220 CV. Claro ejemplo de downsizing, es decir de reducción de talla, sin por esto perder eficiencia. Es más, sucedió justo lo contrario.

Sólo disponible en la versión Full Titanium, este nuevo motor es silencioso, nada vibrador y sorprende la contundencia con que entrega potencia desde regímenes muy bajos, incluso inferiores a 2.000 rpm. Y no es casualidad, porque entrega su altísimo valor de torque máximo a 1.900 rpm y lo mantiene invariable hasta las 3.500. Por ello no es necesario pasar de esta marca para obtener una marcha ágil, obteniendo un manejo fluido con bajo consumo. Claro que si se presiona el acelerador a fondo es posible obtener todo el temperamento de esta mecánica, que le permite al Mondeo acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 8,2 segundos, aun con una carrocería que pesa casi 1.600 kilos vacío. Y si se acelerara sin parar, podría llegar a una velocidad máxima de 241 km/h.

Por otra parte, el Mondeo adoptó una nueva caja de cambios SportShift, que es una mecánica automatizada de doble embrague. Básicamente tiene un paquete de embragues multidisco para los cambios pares y otro para los impares. Eso le permite conectar un cambio y preseleccionar el siguiente. Así, los pases se efectúan en tiempos ínfimos, más rápidos que con una caja manual. Y esto sirve no sólo cuando la caja se maneja manualmente desde el comando secuencial, sino también cuando se lo hace en la modalidad automática, que siempre prioriza el consumo si no se realiza un manejo exigente. El Mondeo es sin dudas un auto cómodo. No sólo por la excelente posición de manejo sino también por el sobrado espacio disponible en las plazas traseras, con récord a lo largo. Con audio de primer nivel y climatizador con salidas también traseras, el habitáculo está bien terminado y ofrece un panel moderno y funcional, con un estilo a tono con la carrocería. El protagonista del conjunto es el instrumental, que incluye una pantalla de grandes dimensiones, donde se visualiza infinidad de información y se pueden configurar diversas funciones del vehículo.

Estética actualizada

La nueva gama del Mondeo que se pudo ver en el pasado Salón Internacional del Automóvil recibió algunos pequeños cambios. Se destaca la trompa, donde adopta nueva parrilla y grilla inferior, mucho más grande que la anterior y con un formato similar a la de los últimos Ford, concebidos también bajo las pautas del Kinetic Design, del cual el Mondeo fue una de las primeras criaturas. Lo más llamativo, sin embargo, es la incorporación de dos líneas de faros LED de iluminación permanente, que se suman a los faros bixenón (altas y bajas) y a los antiniebla, que también ofician de luces de curva. Lateralmente sólo las llantas (que mantienen similar estilo y diámetro de 18 pulgadas) son nuevas, y los espejos ahora incorporan los intermitentes de giro. En la vista posterior todo sigue igual, salvo por el diseño interior de las ópticas, que ahora también incorporan luminación LED. En suma, pequeños cambios y un muy buen motor. Una combinación que sigue poniendo al Mondeo entre los autos preferidos de su gama. *

CARACTERÍSTICAS DESTACADAS

Posee un programa denominado Ecomode, que evalúa el manejo del conductor, a quien calificará sumando o quitando pétalos verdes a una flor representada en la pantalla del tablero.

En la versión Titanium los tapizados combinan tela y cuero.

Se destaca el control de crucero adaptativo, que permite establecer una distancia de seguridad al vehículo precedente. Si el Mondeo se arrimara más de la cuenta, el sistema lo podrá frenar, e incluso detenerlo si fuera necesario.

Mide 4,85 metros de largo y posee suspensiones independientes en las cuatro ruedas.

Dispone control de estabilidad (ESP), que se acciona si el conductor desafía las leyes de la física con alguna maniobra impropia.

Su precio es de 214.000 pesos, equivalentes a unos 51.000 dólares.

Cuenta con sensores de estacionamiento delanteros y traseros.