Publicidad Bajar al sitio
General

Diseñan bolsas que se convierten en alimentos para peces

Un biólogo indonesio creó bolsas como las de plástico fabricadas con almidón de mandioca, que se convierten en compost en menos de 100 días e incluso son comestibles y bebibles sin consecuencias tóxicas.

Las bolsas de plástico son uno de los elementos que más contaminan el planeta y uno de los que más empleamos cotidianamente. En la Ciudad ya prohibieron la entrega de ellas en los supermercados. Pero hay millones de ellas aun en circulación, en nuestro país y en el resto del mundo.

Si bien vemos algunos cambios de hábito para cuidar el medio ambiente, todavía es poco lo que se hizo respecto de este material. Pero a un biólogo indonesio llamado Kevin Kumala, al ver la cantidad de bolsas de plástico que hay tiradas por las playas y en el mar, se le ocurrió una solución. Creó bolsas hechas con fibras vegetales de mandioca y resina natural. Sirven como abono, son biodegradables y, si terminan en el mar, se convierten en agua o comida para los peces. Un nuevo material no tóxico que puede salvar el mundo.

plastico2

Es difícil encontrar la diferencia entre una bolsa de plástico normal y una de las creadas por Kumala. Tras meses de investigación, el biólogo encontró el material que necesitaba: la yuca (mandioca), un fruto muy famoso en Indonesia. Para crear las bolsas usa el almidón de este fruto y replicó las máquinas que usan el mismo método convencional con el que se fabrican las bolsas. Para la sorpresa de muchos, hacer cada bolsa le costó solo 5 céntimos de dolar.

¿Cuál es la diferencia? Una bolsa de plástico hecha con petróleo tarda unos 300 años en degradarse. Por el contrario, las bolsas procedentes de materiales como la yuca pueden convertirse en compost en menos de 100 días y, además de disolverse en pocos minutos en agua caliente, sin liberar elementos tóxicos. De esta forma, sirven de alimento para animales terrestres y marinos, sin dañarlos.

Con esta idea desarrollada, Kevin Kumala se asoció con Daniel Rosenqvist para crear una empresa llamada Avani Eco. En ella, fabrican todo tipo de envases desechables como vasos de café, platos, pajitas, envases cerrados, cubiertos y más, con materiales amigables. Todos ellos se biodegradan mucho más rápido que los plásticos y no dejan ningún tipo de residuo tóxico. Actualmente, la suma de los residuos que van al mar se estima en 170 millones de toneladas.

plastico4 plastico3

×