Publicidad Bajar al sitio
Gastronomía

Días de Feria

Ya sea en su versión barrial u orgánica, cada vez son mas los consumidores que las eligen para abastecerse de productos de calidad en un marco de comercio justo.

Por Melina Barrera y Sandra Martínez
Fotos: Juan Carlos Casas

Los primeros indicios de la llegada de la primavera -amanece más temprano, el frío de la mañana ya no es cruel, y hay un leve cambio de humor en el ambiente- nos inspiraron para salir de compras y resucitar así aquel ritual urbano, casi romántico, de ir a la feria, conversar con los puesteros, tocar las frutas, las verduras, preguntar de dónde llega cada producto, y animarse a lo desconocido escuchando consejos de los que saben. Con este espíritu consumista gourmet, salimos de recorrida en la búsqueda de novedades, buenos precios y, de paso, un programa diferente. Aquí algunos recomendados, con nuestros productos favoritos en cada uno.

Sabe la tierra

Esta feria orgánica es más que un lugar para abastecer la alacena. Ubicada en la estación de San Fernando del Tren de la Costa, constituye en sí misma un buen plan para un sábado soleado. Porque además de los numerosos puestos de alimentos frescos, conservas, panificados y artesanías, también tiene una buena propuesta en grandes fardos de paja o compartiendo una mesa comunitaria- y actividades para grandes y chicos, como talleres de huerta orgánica o degustaciones de vino. En sus puestos encontramos cooperativas que reúnen productos tan diferentes como unos jabones realizados en una fábrica recuperada hasta mayonesa de berenjenas, y asociaciones civiles como la APF Bioparque Pereyra Iraola, que agrupa a trece familias productoras de frutas y vegetales. El foco está puesto en promover el desarrollo local y también incentivar el uso de la bici como medio de transporte (ideal para combinar con el tren, para los que llegan desde Capital) y la separación de residuos, con contenedores para plásticos, vidrio y papel diferenciados, y un centro de recepción de descartes que luego se recuperan en diseños artesanales. Todos los miércoles y sábados de 10 a 18, sobre los andenes de la Estación San Fernando del Tren de la Costa.

Nuestros elegidos
Las frutas de Paralelo Orgánico, que tienen certificación orgánica. Por estos días el fuerte son los cítricos de Entre Ríos y las peras de Río Negro. En el verano también encontraremos sandías, melones, cerezas y frutillas.
Los hongos escabechados con un toque agridulce ($15) y el chutney de manzana ($24) de Finca Los Inmigrantes.
¡Las aceitunas rellenas de la Abuela de Lucas! En especial las que vienen con pasas al rhum y coriandro tostado (desde $32).
Los milk shakes del puesto de Comida Viva, donde también se puede comprar la botella de leche de almendras ($18).

www.sabelatierra.com

Centro comunal de abastecimiento El Galpon

Más conocido como “el galpón de Lacroze” o “el galpón orgánico”, esta feria organizada por la Asociación Mutual Sentimiento ofrece productos sin agroquímicos ni transgénicos y fomenta el trato directo entre los productores y los consumidores. Pese a ser una estructura gigante de chapa, pintada de amarillo y con una gran G en el frente, al estar ubicada al fondo de un predio ferroviario detrás de un estacionamiento, puede pasar inadvertida: hay que buscar la entrada pegada a la estación del Tren Urquiza. El interior está prolijo pero no invita a pasear demasiado, a lo sumo se puede almorzar en el bar que está justo en el ingreso, donde en el verano sirven jugos y licuados perfectos para combatir el calor.

El sistema de pagos es particular: al realizar la compra en cada puesto, uno recibe un vale. Cuando terminamos de adquirir todo lo que buscamos, hay que pasar por la caja, donde se abona el total. Algunos puestos aceptan tarjeta de crédito y débito, pero no todos, o algunos tienen un monto mínimo. Con los vales sellados, se retira la mercadería. Miércoles y sábados de 9 a 18 en Federico Lacroze 4171, callejón al fondo (Galpón). Tel.: 4554-9330.

Nuestros elegidos

En el puesto de lácteos, hay leche de campo ($8 la botella), yogur natural ($15 la botella) y sobre todo, un delicioso mascarpone ($22).
En Graffer hay pollos de granja, huevos y a pedido traen cochinillo, lechón, conejo, pavo y ganso, que se faenan el día anterior a la entrega. Hay que encargarlos al (0226) 154 72711.
En el fondo del galpón está el puesto de verduras más importante, donde encontramos unas zanahorias tiernas y espectaculares. Entre los productos más difíciles de conseguir, ofrecen ortiga, grillo, diente de león, hierbabuena, radicha de raíz, verdolaga y raíz de hinojo para realizar infusiones. También tienen caléndulas y violetas comestibles, flor de zapallito, para rellenar o freír, y distintos brotes, como los de mostaza, picantes, muy buenos.

Ferias itinerantes de abastecimiento barrial

Para conseguir buenos precios, mercadería fresca, variedad de productos, pero también para reencontrarse con los vecinos y hacer sociales con la gente del barrio, mientras se espera, changuito en mano, en la cola de alguno de los puestos de las Ferias Itinerantes de Abastecimiento Barrial. Según el día de la semana, estas ferias se montan, de 8 a 14, si no llueve, en diferentes puntos de la ciudad y al aire libre.

Aquí también, como las dos ferias anteriores, la idea es llegar con tiempo y paciencia. Tiempo para elegir, para tocar, probar, y comparar precios. Paciencia para sacar número y esperar turno. En general los puestos -móviles, pintados de amarillo, con toldo para proteger del sol si fuera necesario- más concurridos son las verdulerías. Puede que le toque a uno esperar 30 números. Pero no importa, se puede sacar el propio, recorrer los demás puestos -granja, pescadería, carnicería, semillas y frutos secos, lácteos, quesos y embutidos- y volver.

Nuestros elegidos
En la pescadería, el merluzón del Sur, una merluza más grande, carnosa y de mejor sabor y las hamburguesas de salmón rosado, que vienen envasadas al vacío. También hay una gran variedad de mariscos fresquísimos, y productos preparados, empanados, para llevar directo al freezer.

En la verdulería hay siempre hierbas frescas, maracuyá, lima, papaya, mango, limón sutil, palta, radicchio, endivias, entre otras muchas frutas y verduras de las que no se consiguen en cualquier parte. Consejo: ir temprano. Hay menos cola, y en algunos puestos, más variedad de productos. Y si no madrugás, no te olvidés el iPod para musicalizar la espera.
www.buenosaires.gov.ar

×