Publicidad Bajar al sitio
X-Tremo

Desafiaron la gravedad y se casaron suspendidos a 120 metros

Ryan Jenks y Kimbery Weglin se comprometieron en una red “flotante” a 120 metros sobre el Parque Nacional Arches y decidieron dar el gran “sí, quiero” de la misma forma.

Hay muchas formas de decir “sí, quiero”. Hay gente que se casa en iglesias de diversas religiones, parejas que eligen hacerlo en quintas y campos y otras más viajeras que celebran su amor en playas o destinos del mundo que los dos adoran. Pero uno de los casamientos más exóticos hasta el momento fue aquel que se realizó suspendido a 120 metros de alto sobre el Parque Nacional Arches, en Moab, Utah.

Ryan Jenks y Kimbery Weglin se comprometieron en una red “flotante” sobre el canyon. Luego de esa divertida experiencia, decidieron realizar la ceremonia formal en el mismo lugar, con la misma red. Llegado el gran día, Jenks y Weglin dijeron sus votos 120 metros por encima del suelo desértico.

Por si la ceremonia no fue lo suficientemente poco convencional, la pareja le agregó al acontecimiento otros elementos extremos. Mientras los novios intercambiaban sus votos, sus amigos realizaron acrobacias en telas debajo de la red, mientras otros caminaban sobre cuerdas flojas. Y, en lugar de las niñas que tiran pétalos yendo al altar, ellos contrataron deportistas de salto base que se tiraban de los acantilados lanzando pétalos desde sus paquetes.

Los fotógrafos Abbi y Callen Hearnes capturaron esta boda extrema y aventurera con imágenes que son imponentes. Estas demuestran la energía tan increíble de todos los que participaron en este día especial.  casamiento casamiento2 casamiento3 casamiento5 casamiento8 casamiento10 casamiento11 casamiento12 casamiento13 casamiento14casamiento1