Publicidad Bajar al sitio
Estilo

Decoración ZEN, armonía y serenidad en tu casa

El interiorismo Zen contiene características del estilo japonés donde los materiales naturales son los protagonistas.

La decoración Zen tiene su origen en la filosofía budista en el siglo VI a.C., luego su gran expansión en Japón, en el siglo XVIII y llega a Occidente en el siglo XX generando influencia sobre la decoración y la arquitectura. Esta filosofía busca la armonía mediante la paz en los actos sencillos, se aleja de todo adorno artificial y busca un entorno más puro y confortante.

Su objetivo principal, en nuestro mundo occidental, es que cuando llegues a casa te sientas revitalizado, relajado y liberado del estrés. Su gran ventaja es que no responde a reglas; es indispensable asegurarte de que el espacio a decorar esté despejado de todo artificio, así vas a poder armar un primer bosquejo de lo que querés hacer.

Como concepto, esta idea decorativa, quiere ser realmente tranquilizadora y equilibrada. Algunas ideas:

1-Usá líneas finas y limpias y evitá el desorden antes de empezar: podés agregar toques Zen empezando por agregar decorar con algún bonsái, piedras o iluminando con velas.

2-Los colores tierra son elementales, siempre con el blanco, para encontrar el espacio que buscamos a través de tonos suaves como el gris, el blanco y claves los que tienen algo de beige amarillento o rosado.

3- El color y los tipos de telas tienen que ser cálidos y suaves. Usá tejidos naturales ya que son más agradables a la vista, como por ejemplo, seda, algodón, lino y lana para decorar las ventanas y tapizar los muebles – en lo posible de materiales naturales: Madera, bambú, y algas sin demasiados procesados industriales.

4-Los objetos decorativos es importante reducirlos al máximo, menos es más; NO a colores llamativos o excesos de fotos colgadas en la paredes desnudas de obras de arte.
zen4 zen5 zen6 zen7 zen8 zen9 zen2

×