Publicidad Bajar al sitio
Cine y Series

Creatividad en tiempo límite

El 48 Hour Film Project de Buenos Aires es la competencia cinematográfica que consiste en realizar un corto en un fin de semana. En esta segunda edición, nuevos desafíos se pusieron a prueba de adrenalina.

Por María Luján Torralba

Agujas que marcan los minutos, cronómetros en cuenta regresiva y puestas del sol que concluyen los días. A lo largo de la historia del cine,  cientos de películas han hecho estallar la adrenalina de sus espectadores con historias a contrarreloj en las que la variable tiempo es el personaje principal. En el 48Hour Film Project, “esto no es ficción, es real”, como dice la City Producer de Buenos Aires, Angélica Rojas Izquierdo, ya que esta vez son los directores, guionistas, actores y equipo de producción general quienes corren contra el tic tac de las 48 horas para crear un cortometraje.

El sábado 14 de noviembre, cineastas de todos los rincones de Buenos Airesy otras provincias se juntaron en el bar El Benny, en Palermo, para formar parte de esta aventura que consiste en hacer el mejor film de entre 4’ y 7’ en dos días completos. No sólo la experiencia sedujo a los artistas del 7° arte, sino también, el hecho de saber que el corto ganador calificará a la final mundial en el festival Filmapalooza 2016, en Atlanta, en donde tendrá chance de competir por el gran premio y la oportunidad de proyectarse en el Festival de Cannes 2016, CourtMétrage. Eran las 17:00 cuando se abrieron las puertas y todos los equipos completaban las últimas planillas necesarias para dar comienzo.

Un personaje: “Christian o Christina Pérez, Agente de Bienes Raíces”, una línea de diálogo: “No me llames, yo te llamo” y un objeto: “un reloj”. Los participantes de los 30 equipos inscriptos se enteraron el mismo día del Kick Off de qué elementos debían incorporar como consigna obligatoria. Los géneros fueron asignados por sorteo, con la posibilidad de usar la wild card para cambiar de género (también por sorteo) en el caso que el equipo lo desee. El que toca toca. Desde un film de fantasía hasta un western, cualquiera es la posibilidad en este desafío que pone en juego la imaginación.

Una vez que todos los equipos tuvieron su género asignado comenzó la carrera. Belgrano, Lanús, Ramos Mejía, Tigre, Banfield, Liniers, Congreso, fueron algunos de los barrios elegidos utilizar sus locaciones. Paula Reddy, líder el equipo Morfeo, explica: “Solo sabíamos que queríamos aprovechar la locación que teníamos, que era el Hostel Del 900, no solo porque nos abrieron las puertas de la mejor manera si no que, además, el lugar es increíble. En el momento del sorteo de géneros había tres representantes del equipo, los otros, divididos por áreas, estaban esperando las indicaciones para salir en búsqueda de lo que haga falta. Anuncian que el género es film de amigos. No sabíamos para donde correr, si arriesgarnos a utilizar la wild card o darle para adelante con lo que nos había tocado, nos decidimos por la segunda.” Pasaban las horas y las ideas no llegaban. Simultáneamente, había que coordinar el vestuario, los actores, la música original, la dirección de fotografía, el sonido, el maquillaje, la dirección general y, por sobre todo, el guión. “Nos trabó mucho, las ideas no caían, sentíamos que la creatividad no venía a nosotros y la frustración corría en el ambiente. Hasta que de una mínima idea y con la colaboración de casi todo el equipo pudimos llegar a buen puerto y contar lo que queríamos y como queríamos sin perder la calidad”, reflexiona Reddy.

La postura, el corto de Terciopelo Rojo Films bajo el mando de Lucas Balbiani, fue el ganador de la primera edición del festival el año pasado. La historia de una bailarina conmovió al público nacional e internacional. Balbiani recuerda: “Teníamos una idea muy macro del guion, así como también teníamos una base de datos con personas y locaciones posibles que nos podían llegar a servir. De todas maneras, comenzamos a trabajar desde el momento que salió el papelito del sorteo. Luego coordinamos encontrarnos en nuestro estudio y se concentró todo ahí, estratégicamente nos sirvió muchísimo.”

Cualquiera puede ser parte de 48HF. Novatos, expertos, estudiantes, amateurs, quien quiera formar parte de esta intensa aventura puede hacerlo con o sin equipo. Angélica Rojas Izquierdo asegura: “Hay gente con mucha experiencia en el tema, sin embargo, la juventud aporta la creatividad. Hay nuevas ideas y nuevas cosas. Los años de ejercicio también pesan pero después, a la hora de la verdad, hay que ver quien gana.” Por su parte, Balbiani agrega: “Se hace muy competitivo porque hay personas con diferentes aprendizajes pero no de este tipo.  La exigencia es mucha.”

Llegó el día domingo, las 19:30hs. Adrenalina, felicidad, cansancio y el placer de la tarea cumplida. Todos estos sentimientos se fusionan en el momento de la entrega. Todavía quedaba una semana para la proyección de las obras. El 24 y 25 de noviembre se pudieron ver en el Cinemark de Puerto Madero todos los cortos entregados en esta maratónica competencia cinematográfica que desafía rodar, editar y entregar un corto en 48hs.

Este viernes 27 de noviembre se dará a conocer el corto ganador que competirá con el resto de las 143 ciudades en Atlanta el año que viene y tendrá la posibilidad de llegar a Cannes. La cita será nuevamente en el bar El Benny a las 20hs. Además de la entrega de premios se realizará una fiesta de clausura del Festival.

×