Publicidad Bajar al sitio
General

Conocé a la “encantadora de colibríes”

Melanie Barboni es científica y generó un increíble vínculo amistoso con 200 picaflores.

Poco se sabe sobre el orígen del término “colibrí”. Algunos autores sostienen que el nombre refiere al temperamento colérico que se relaciona a estos hermosos  y delicados animales, porque es normal asociar a estos seres con un estilo de comportarse ermitaño. Sin embargo, la observadora Melanie Barboni deja en claro que es erróneo ese pensamiento: los colibríes no sólo son criaturas espontáneamente fascinantes, también son capaces de entablar relaciones muy cercanas con otras especies, incluidos los seres humanos.

En 2014, Barboni, científica investigadora de la Universidad de California, instaló un comedero de colibríes en la ventana de su oficina. Su primer acercamiento con una colibrí hembra –a la que llamó “Squeak” o “chillido”– es definido como “amor a primera vista”. La “encantadora de colibríes”, está completamente convencida de que estos animales tienen la capacidad de mejorar la vida de las personas.

Squeak” fue solo la primer acolibrí. Después aparecieron más. Ahora, alimenta a una comunidad de casi 200 que nombró y reconoce perfectamente a 50 de ellos a la par que estudia su desarrollo. Desafortunadamente, están en peligro; el cambio climático afecta sus patrones migratorios y está acabando lentamente con ellos. A pesar de ello, nosotros podemos contribuir a que sigan revoloteando por el mundo, alimentándolos y dándoles un espacio en nuestros jardines o terrazas.

¨Creo que es la mejor creación de la naturaleza, estuvo intentando crear una pequeña y perfecta joya e hizo un perfecto borrador¨ – Melani Barboni

×