Publicidad Bajar al sitio
Moda

Clicks inteligentes

En las webs de las marcas o en los sitios de descuentos,una modalidad muy aconsejable para quienes buscan conseguir prendas de marcas locales e internacionales a los mejores precios.

Por Natalia Iscaro
Fotos: Facundo Manoukian

El e-commerce ya no es solo una palabrita -digna trending topic- ajena a nuestro universo. Porque lo cierto es que, aunque quisiéramos escaparle al fenómeno, necesariamente alguna de nuestras amigas habrá comprado un par de botas a través de Urban Outfitters (sí, sin probarlas), nuestra pareja hará semanalmente sus compras del supermercado online, nuestro hermano habrá ordenado una consola hace unos meses atrás y nosotras mismas habremos sucumbido a una oferta realmente imperdonable de ese blazer de estación que ahora, en uno de los portales de nuestra preferencia, está a la mitad de precio que cuando apareció en la vidriera. ¿Creer o reventar? Creer y comprar.

Las formas del consumo online modificaron profundamente nuestra mentalidad. Ya no tenemos excusas para decir “no, a mí me gusta tocar la tela”, ni tampoco “tengo dudas de que efectivamente me vaya a llegar, mi calle es rara”. Si bien las últimas encuestas demuestran que el consumidor argentino, a diferencia de otros latinoamericanos, prefiere las compras de marcas locales, lo cierto es que muchas veces los productos disponibles para la compra online son esos mismos que ya vimos en vivo y en directo, o pertenecen a marcas que ya conocemos, y cuyo talle de pantalón y calzado hemos probado y comprado largamente. Tal vez por todo esto, el e-commerce, al menos en territorio local, se definió en un infalible puntapié inicial: darle al usuario aquello que ya conoce, para que tome confianza. Así, atrás han quedado los debates sobre la practicidad (francamente a esta altura indiscutible), y sobre el miedo a tipear los numeritos de la tarjeta de crédito (son muy pocos y puntuales los casos de hackers conocidos). Dicho en pocas palabras, si hoy en día la pantalla -del celular, la laptop o la tablet- nos permite trabajar, socializar, compartir fotos, videos, ideas, y cada día más… ¿por qué no íbamos a poder comprar por Internet? Lo dicho: no tiene sentido.

Identikit del e-buyer

Vayamos por partes. Es claro que aún no todos compramos por Internet, y por eso mismo es interesante conocer a este usuario, seamos o no parte de la tendencia (si no lo somos, al término de esta nota, probablemente lo seamos). Según un estudio realizado por comScore este 2012, sobre una muestra de 1098 consumidores de la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela, se concluyó que la categoría de compra más popular es la de Vestuario & Accesorios, con un 43% de consumidores latinos. Otro punto para destacar del estudio es la fidelidad de los usuarios hacia las marcas: casi 7 de cada 10 personas navegan directamente al sitio web de una firma para comprar. Más precisamente en la Argentina, los compradores online son los más involucrados de la región, porque casi la mitad de ellos realiza actividades relacionadas a la compra diariamente (si bien los que se llevan el mayor gasto efectivo son Brasil y Venezuela).

Sumado a esto, según Momento zero, el 51% de los compradores online son hombres, de un promedio de 37,5 años, y 7 de cada 10 de ellos figuran en el segmento de “compradores entendidos”, vale decir, quienes eligen esta alternativa por una combinación de mejores precios, mayor eficiencia y mejor selección.

Ahora, ¿por qué compramos online los argentinos? Para la consultora D’Alessio IROL, lo hacemos porque nos resulta cómodo y práctico pero, también, porque encontramos ofertas que llegan a reducir el gasto en más de un 50% en relación a precio de lista en los locales. Esto se debe, en el caso de marcas de tiendas de venta, a que este es un canal de distribución alternativo que evita los stocks parados, que amplía la cobertura e incrementa las ventas de temporadas puntuales por un tiempo indeterminado, y donde muchas veces las plataformas se encargan de generar material para la difusión sin costo extra.

Las estrellas del mercado

Desembarcaron tímidamente en nuestra conciencia. De a poco, nos fuimos animando a hacer click y más clicks y, finalmente, los sitios de ofertas masivas han sabido instalarse en nuestros hábitos de consumo con una naturalidad apabullante. Porque aún cuando, como afirman muchos, nos generan necesidades que ni sabíamos que teníamos en nuestro interior, para el usuario avezado suelen ser una manera práctica y económica de resolver una compra sin moverse del lugar.

Deluxe Buys es una tienda online de moda y tendencia, que ofrece oportunidades por un tiempo limitado. Así lo explica Malu Esteves, socia fundadora, gerente Comercial y encargada del área de Imagen & Moda. Nacido para darle la oportunidad a diseñadores reconocidos que quieran exhibir sus colecciones online a todo el país, el sitio “vende moda y tendencia. Por eso, la imagen y el styling son fundamentales para nosotros, para generar una experiencia de compra exitosa, y para las marcas como acción complementaria al canal de comercialización convencional”, explica Esteves. El público del sitio incluye a mujeres y hombres de entre 20 y 50 años, que priorizan la comodidad de comprar desde cualquier lado y recibirlo en su destino, y que disfrutan de las oportunidades y de la diversidad de la propuesta. Con una rotación altísima y a un precio accesible, Deluxe Buys ofrece todo lo necesario para lookearse de pies a cabeza. La propuesta complementa ofertas por un tiempo limitado -con descuentos que van hasta el 80%-, con otras ofertas permanentes. Esteves afirma que el usuario que ha comprado normalmente vuelve a hacerlo, y alega que mucho se debe a la estrategia de márketing: “Trabajamos en la proyección de la imagen del producto exhibido. Si se trata de una prenda, la fotografiamos con una modelo mostrando diferentes vistas, detalles y texturas; en el caso de que el producto sea una cartera, lo exhibimos para que se entiendan las proporciones reales. Ayuda la tabla de detalles de la marca y una excelente descripción, para que el usuario pueda proyectarse”.

Con un eje puesto en la usabilidad, Felipe Herrera fundó Ventas Privadas, tras vivir 10 años en Europa, y para replicar el modelo del club de compras privado, adaptado al mercado argentino. Hoy gerente de la empresa, explica que el sitio organiza la venta de productos de grandes marcas de varios sectores, entre ellas indumentaria, calzado y accesorios de moda, pero también informática, tecnología y decoración. Todo a precios con un 30 a 70% de descuento respecto del precio en las tiendas. “Tenemos una plataforma tecnológica muy flexible, y siempre la estamos adaptando a las necesidades de navegación del usuario; también tenemos aplicativos que le permiten anotarse en listas de espera cuando algún producto está agotado”, relata Herrera. En este último caso, los avisos de lista de espera e intentos de entrega del pedido se realizan por SMS, a lo cual se suma un amplio abanico de alternativas de pago. El público de Ventas Privadas tiene de 20 a 60 años de edad, el 60% de las cuales son mujeres. Ellos eligen esta plataforma por que cuenta con las mejores marcas del mercado, y cuando tienen dudas pueden acudir a las preguntas frecuentes, a una sección de ayuda o el chat online. Sin embargo, Herrera afirma que la tasa de consultas es muy baja. En la actualidad, Ventas Privadas está próximo a abrir filiales en Chile, Brasil y Colombia.

Luego de haber sido uno de los ganadores del programa Buenos Aires Emprende, Club Point nació a finales de 2010 y en 2011 se amplió a Chile. Su propuesta consiste en realizar campañas de venta de tiempo limitado de productos de primeras marcas, con descuentos de hasta 75% para los socios registrados. Según Santiago Pampuro, socio fundador, “a nivel tecnológico, contemplamos el perfil y el comportamiento de nuestros usuarios, para brindar ofertas personalizadas de acuerdo con sus gustos y preferencias. A su vez, enviamos recomendaciones de acuerdo con la información brindada, y damos la opción de acceder a beneficios adicionales, de acuerdo con el grado de participación en el site, como por ejemplo la membresía VIP”. El público, en un 70% mujeres de 25 a 40 años, está compuesto por consumidores que acceden a artículos de primeras marcas nacionales e internacionales (desde Las Pepas a Tommy Hilfiger), con descuentos de hasta 75%, y que en inicio buscan por marca, pero luego eligen por “tipo de”. En muchos casos, agrega el empresario, los usuarios se acercan a los locales físicos para probarse los productos y ver los detalles, y luego finalizar la compra online. Así, Club Point es elegido debido a las marcas que aloja, la selección de productos, el nivel de descuentos y la experiencia de atención y post-venta. “El e-commerce continúa creciendo de forma sostenida, con tasas superiores al 40%, lo que indica que los habitantes argentinos confían cada vez más en esta modalidad”, explica Pampuro.

Y así nos deja, al borde del click. Que sea inteligente, y amén.

×