X
Conocer

Chefchaouen, la ciudad más azul del mundo

Al norte de Marruecos hay un pueblo donde todas, todas las construcciones están pintadas de un azul brillante, inmaculado y muy atractivo.

Chefchaouen (también conocida como Chaouen o Xauen) es una pequeña ciudad ubicada al noroeste de Marruecos, en las montañas del Rif, cerca de Tetuán. Se trata de uno de los destinos más pintorescos y exóticos del planeta ya que, al caminar sus calles, los visitantes suelen sentir que entraron al mismo cielo, porque todas, todas las construcciones del lugar son de un color azul inmaculado.

Las paredes, las puertas, las mezquitas e incluso los faroles están impregnados con esta tonalidad brillante y tan atractiva. Compuesta por callejones estrechos, escalinatas irregulares y flores en el exterior de las casas (que hacen un hermoso contraste con el fondo azul), la ciudad fue fundada en el siglo XV y durante cientos de años habitada por refugiados judíos y musulmanes. Permaneció casi 500 años aislada del exterior hasta que, en 1960, apareció la primera oleada de mochileros occidentales luego de que el pueblo fuera “abierto” por las tropas españolas.

Pero, ¿por qué azul? Según lo que dicen los locales, es una tradición que trajeron los refugiados judíos. El color hace referencia al cielo azul que es un importante símbolo de libertad y es además el lugar en el que teóricamente se encuentra Dios. Su aislamiento del resto del mundo – y la característica de “ciudad sagrada” – fue lo que permitió que esta tradición y las construcciones más medievales perduraran a través del tiempo.

Hoy en día, las fachadas y puertas siguen pintándose de azul, porque esta característica es la principal fuente de atracción de turistas de todo el mundo (lo que le permite a la ciudad prosperar). Un dato de color: los locales cuentan que en Chaouen no hay mosquitos en ningún momento del año, aparentemente por el color azul del lugar…