Publicidad Cerrar X
General

Cervezas, el hit del verano

Variedades nuevas, bares y brewpubs, crecimiento de la producción artesanal, apertura de canales alternativos para la venta y el consumo. La cerveza no para: los secretos de su éxito.

Con el calor, las cervezas vuelven a ocupar las primeras planas. Pero esto no es más que una ilusión coyuntural: lo cierto es que el fenómeno cervecero argentino está en fermentación desde hace ya una década, con grandes movimientos que, cada año, multiplican sus opciones. La cerveza es uno de los productos de consumo masivo (y también de nicho) con mayor dinámica en el país, y esto se trasluce en la góndola y en los bares. Nuevas variedades lanzadas por las grandes marcas, crecimiento de la producción artesanal, expansión federal de cervecerías, apertura de nuevos canales de venta y consumo y hasta presencia en televisión a nivel regional. ¿Qué cambió? ¿Qué está pasando? ¿Qué futuro espera a la cerveza? Las preguntas se suman, con respuestas para todos los gustos. Del lado más conservador, se advierte que en los últimos años el consumo general está estancado, e incluso mostrando un leve decrecimiento. Pero los números finos demuestran que esto sucede en particular con las marcas masivas (y más económicas), mientras que los productos de mayor especialización, sea industrial o artesanal, están viviendo una gran etapa.
Mucho tiempo pasó desde los años 90, en que las industriales rubias dominaban el mercado en una marcha que terminó por conquistar gran parte del mercado de bebidas, torciéndole incluso el brazo histórico al vino, para convertirse en la bebida alcohólica más vendida de Argentina. Esos grandes números no cambiaron –sigue siendo, por lejos, la más vendida– pero hoy el escenario es mucho complejo y atractivo, tanto para productores como para consumidores. En el año en que Imperial se afianzó con su muy bienvenida oferta de especialidades –algo impensado hace apenas unos años para una gran cervecería–, Quilmes lanzó un Mojito a base de cereales fermentados (una suerte de cerveza saborizada), Otro Mundo comenzó a elaborarse también en México, Antares mantuvo su camino para consolidarse como la cadena de cervezas con bares más importante del país, Berlina, Barbaroja y Jeromé abrieron sucursales lejos de su lugar de origen y pequeños cerveceros comienzan a abrirse un merecido lugar en la comercialización hacia los pubs. Partiendo de todo este magma hirviente y refrescante, vale la pena imaginar el futuro del lúpulo y la cebada argentinos.

Leé la nota completa en nuestra edición de diciembre.

EDITORIAL. El temita del verano

 

La resaca de los 10 años de la revista todavía nos persigue. Y sabemos que, ni bien decida irse, ya estaremos levantando las copas para recibir el 2015. Así estamos, llegando al final de un año complejo donde la alegría por la década vivida en Bacanal se mezcla con una serie de hechos tristes que difícilmente nos abandonen en el corto plazo.

Suele asegurarse que la cerveza es un gran antídoto contra la resaca. No se sabe si el más prudente, pero seguro efectivo. Y este mes de diciembre está dedicado al mundo cervecero, un planeta siempre activo, en pleno y constante crecimiento. Un planeta que encuentra día tras día nuevos modos de seducir al consumidor: desde lo artesanal hasta la tipicidad, desde los modos de distribución a la apertura de bares. Y esto en todos los niveles: hoy tanto las grandes empresas como los pequeños productores entendieron que en la variedad está el negocio. Ya no se trata de rubia y negra, hoy las distintas opciones abren el juego y lo vuelven infinitamente más vistoso. Como en su época el vino, la cerveza –incluso las megaempresas cerveceras– comprendió que hay muchos paladares que deben ser respetados y tentados. Ese camino, está claro, lo abrieron los productores artesanales. Hoy, todos recorren esa senda y a partir de esto, es seguro, el mercado seguirá cambiando. Este es el hit de este verano. Y seguramente (casi) todos bailarán con este ritmo.

Así estamos, cerveza en mano, despidiendo este 2014 claro oscuro. Sabiendo que en este diciembre empezamos a recorrer el camino de nuestro 11vo. aniversario. A sabiendas que 2015 está tocando el timbre y será necesario pensar en ese futuro que ya casi llegó.

En eso estamos: durante un mes cervecero, pensando en el brindis de fin de año y planeando todo el próximo. Si el plan se cumple, la resaca de los 10 años llegó para quedarse por largo rato.

El mejor 2015 para todos.

Javier Rombouts

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Además, en este número:

+ Entrevista con Owen Wilson
+ Wake Surf, furor en lagos y ríos.
+
  
La gastronomía que viene.

… y mucho más!

×