Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Buñuelos de frutilla y durazno

¡Pura dulzura!

1 taza de harina

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de polvo leudante

1/2 cucharadita de canela en polvo

2 cucharadas de azúcar

1 cucharada de manteca

2 huevos

80 cc de leche

1 durazno

3/4 taza de frutillas enteras y limpias

Aceite para fritura profunda

Azúcar impalpable para decorar

DB9E6053-D399-45D9-BD33-976964A1E11D

Preparación

Paso 1

Tamizar la harina y colocarla en un bowl profundo. Agregar la sal, el polvo leudante, la canela y el azúcar.

Paso 2

Derretir la manteca en una ollita, en mínimo, y verterla en el bowl junto con los huevos y la leche; revolver hasta que resulte una preparación lisa y suave. Reservar

Paso 3

Pelar el durazno, sacar el carozo y cortarlo en cubos, mezclarlo con las frutillas lavadas, enteras (y sin los cabos). Sumergirlas en la masa.

Paso 4

Calentar el aceite a fuego medio en una sartén profunda, e ir tomando con una cuchara las porciones de durazno y frutilla, tratando que la fruta quede envuelta con la masa.

Paso 5

Introducir en el aceite y cocinar hasta que estén doradas, retirarlas y colocar sobre papel absorbente. Espolvorear con azúcar impalpable y consumir tibias.

Se pueden preparar con otras frutas, por separado o mezcladas, según el gusto de los comensales. Otra opción es realizarlos con duraznos en almíbar de lata, pero en ese caso es aconsejable secarlos con papel absorbente o un lienzo antes de incorporarlos a la masa, pues el almíbar que los recubre no permite que se adhiera la pasta.

×