Publicidad Bajar al sitio
Bares y Tragos

Buenos Aires All Included

Los bares y fiestas donde se reunen los extranjeros que se convirtieron en locales.

Por Martín Auzmendi

“Nos conocimos en un hostel en Palermo en el año 2005, yo venía a estudiar un posgrado en Gestión Cultural por un año y Ali ya estaba desde 2004 buscando qué hacer para quedarse a vivir acá”, cuenta Mariana, brasileña, afincada en Buenos y, desde hace un par de años junto al inglés Ali, al frente de Querido Bed & Breakfast. Esta historia íntima es a su vez arquetípica, símbolo de un fenómeno compartido por miles de extranjeros  que se radicaron en los últimos años en Buenos Aires. Estudiantes o emprendedores, artistas o cocineros, diseñadores o médicos, por unos meses o por muchos años, no importa: Buenos Aires los recibe y da la bienvenida. Pero como suele pasar, estos nuevos habitantes no vinieron solos: trajeron sus gustos, experiencias, costumbres y rituales, lo que da en llamarse su cultura, creando así circuitos paralelos a los que existían en la ciudad. Así, los últimos cinco años vieron nacer una nueva noche, con lugares, códigos y secretos propios. “Hace unos días fui a una fiesta en Terrazas; de cada 10 personas, 8 eran brasileños”, cuenta Amanda Mormito, llegada desde San Pablo hace 7 años por el trabajo de su padre y ahora establecida por elección propia. Hoy les ofrece paseos a sus compatriotas en búsqueda de bares, tiendas y restaurantes.

La dinámica nocturna es expansiva y democrática. Une a los extranjeros que viven acá con los que llegan por unos días. Entre los primeros, Amanda destaca los que vienen a estudiar con una anécdota: “En una fiesta había 60 brasileños, todos estudiantes de medicina”. Los datos duros corroboran lo empírico: el año pasado vinieron más de 60.000 personas al país para estudiar, convirtiéndose en el quinto motivo de viaje entre los ingresan por vía aérea. Entre las carreras más elegidas se encuentran gastronomía, diseño y arte, así como los posgrados en economía, ingeniería y otras, tanto en la universidad pública como en las privadas. Obviamente una de las causas principales es que las carreras (incluso en las instituciones pagas) son mucho más económicas aquí que en otros países, además de contar con buen prestigio. Pero otra causa que no se debe desmerecer es que muchos llegan también atraídos por la célebre vida cultural de la ciudad porteña, ambiente ideal para aprender castellano con acento porteño, estudiar, conocer gente, curtir experiencia de vida y, claro, pasarla bien. Y más allá de que en muchísimos casos comparten códigos y espacios con los locales, con el tiempo se fueron generando recorridas propias, espacios ya típicos, donde en algunos se juntan latinoamericanos, en otros gringos, en otros más de todo un poco. Un recorrido que tiene nombres, direcciones y horarios.

Beber y bailar en la Perla del Plata
Norteamericanos viendo en la TV un partido de soccer universitario en El Álamo, ingleses siguiendo al Liverpool en Gibraltar. Dos pubs que, junto a otros más, son centros ineludibles de los “expatriados” anglosajones. Anglosajones que no sólo aceptan los modos porteños de beber (muchos piden fernet con cola, como ejemplo), sino que enseñan sus propias costumbres. Así, también muchos locales adoptaron estos bares atraídos por la propuesta y el público multicultural y hoy piden una pale ale, una imperial stout o una barley wine como antes pedían una cerveza rubia. Estos pubs suelen compartir cierta lógica: abrir todos los días desde temprano y hasta tarde, precios amigables y verdadero happy hour, buena calidad de bebidas y clima festivo. Todo esto marcó un modelo seguido a rajatabla incluso por lugares como La Puerta Roja, que lejos de la estética de pub  se posiciona como uno de los bares preferidos de los extranjeros que viven en la ciudad.  Americanos, australianos o ingleses jóvenes hacen también honor a su historia de Manhattans y Martinis, y van en búsqueda de cócteles clásicos y de autor a 878 o Frank´s, pero la gran batalla parece librarse en el día a día, pinta a pinta. Y con el crecimiento de extranjeros, creció la oferta de bares: desde Sugar y Magdalena’s Party hasta Bangalore y el flamante y secreto Unicorn Huset, los cuatro en Palermo. Desde el clásico Milion en Barrio Norte a Las del BarCo en San Telmo o los bares de Plaza Serrano.

El fenómeno tiene una segunda cara en el gremio gastronómico, con decenas de extranjeros trabajando en bares y restaurantes, desde el anfitrión italiano de Lupita en Las Cañitas hasta el barman nacido en Sicilia y criado en Turín de La Popular de San Telmo. Y hay más: el inglés Nigel Tollerman, propone tours y degustaciones para amantes del vino, la australiana Anne Reynolds organiza junto a Marina Ponzi salidas gastronómicas y sociales en Fuudis y el equipo de Pub Crawl (www.pubcrawlba.com) planea y ejecuta salidas de bares y fiestas todas las semanas.

El fenómeno latino tiene su propio círculo, con enorme cantidad de colombianos y también muchos venezolanos, costarricences y más que que viven en Buenos Aires. Patricia Godoy, cocinera y oriunda de Bogotá, asegura que “cuando salimos buscamos ron y música con ritmo… La “salsa de casino” que se baila aquí no alcanza apenas para moverse un poco, por eso las comunidades se reúnen y organizan fiestas con música en vivo, chirimías, vallenato, salsa clásica, merengue o cumbia de verdad”. Caracas es uno de los bares en que suenan cumbias y vallenatos mezclados con noches de música electrónica, y todos los meses hay alguna fiesta colombiana que se promociona de boca en boca.

Otra novedad que impusieron los llegados de otras latitudes es que quieren aprovechar el tiempo al máximo, generando fiestas cada día de la semana. Los lunes explotan la Bomba de Tiempo en el Konex y las fiestas de Club Severino en Congreso. En San Telmo, los miércoles convoca la Boutique (ex Museum) y los sábados son de M.O.D. Varieté Club. En el Kika de Palermo cada martes se lleva a cabo la Hype, y Niceto Club recibe una vez al mes las fiestas Piso Compartido, que congregan a más de mil argentinos y extranjeros bajo un mismo techo.

Locales por unos días
A los miles que ya viven en Buenos Aires se suman también los clásicos turistas, que en su  versión más joven, nocturna y desestructurada se quedan en hostels en lugar de hoteles, van a milongas en lugar de espectáculos de tango, a parrillas de barrio en lugar de las de Palermo, a galerías de arte alternativo en lugar de los grandes museos. “Hace poco más de cinco años, cuando abrí mi primer hostel, éramos unos 40 en la ciudad. Hoy debe haber más de 600”, cuanta Julia Pontieri, que apostó primero por el barrio de La Boca, y que  acaba de abrir uno nuevo, Entre Libros, en el corazón de San Telmo. La elección geográfica no es casual: San Telmo es uno de los barrios preferidos de los extranjeros, que también apuntan fuere hacia Almagro o Villa Crespo, intentando evitar “el clásico para turistas” de Palermo o Recoleta. “El bar de Roberto es lo más”, dice Anne, australiana y viviendo en Buenos Aires desde hace años, ya aporteñada hasta en el acento. A pocas cuadras está La Catedral, la milonga que seduce a nacionales e internacionales por igual. Otras de las más populares son Club Malcom, La Viruta, Niño Bien o Club Canning, todas atractivas para vivir
una experiencia real del tango.

Así, entre tango reo y callejero, entre hostels y fiestas, entre bares y pubs, se arma un circuito único, con cartelería en inglés, con blogs que se leen más en Nueva York o Bogotá que en Buenos Aires. A las guías más famosas on line se suman los mismos protagonistas del este fenómeno, casos como el de Allie Lazar con su blog Pick up the fork (pickupthefork.com) o sitios como  What´s up Buenos Aires   (www.whatsupbuenosaires.com).

Buenos Aires siempre fue un enjambre cultural, y así construyó su noche reconocida en todo el mundo. Noche que hoy vuelve a sumar tradiciones y mixturas, vibrando como no lo hacía hace varas décadas. Abierta a extranjeros, la ciudad se nutre, enriquece y despliega una energía multicultural única. Una ciudad para todos. Una ciudad all included.

Direccionario:

Bares
La Puerta Roja. Chacabuco 733. Tel.: 4362-5649
Bangalore. Humboldt 1416. Tel.: 4779-2621
Caracas. Guatemala 4802. Tel.: 4776-8704
Bar de Roberto. Bulnes 331. Tel.: 4862-0415
Unicorn Huset. www.unicornhuset.com
Las del BarCo. Bolívar 684. Tel.: 4331-3004
El Alamo. Uruguay 1175. Tel.: 4813-7324
Sugar. Costa Rica 4619. Tel.: 4831-3276
Magdalena´s Party. Thames 1795. Tel.: 4833-9127
Gibraltar. Perú 895. Tel.: 4362-5310
Milion. Paraná 1048. Tel.: 4815-9925

Milongas
Club Malcom. Av. Córdoba 5064. Tel.: 4932-4352
Niño Bien. Humberto Primo 1462, Primer piso
La Catedral. Guatemala 4802. Tel.: 4776-8704
La Viruta. Armenia 1336. Tel.: 4832-4105
Salón Canning. Scalabrini Ortiz 1331. Tel.: 4342-4794 / 4832-6753

Discos & fiestas
M.O.D. Varieté Club. Balcarce 563, www.modclub.com.ar
Niceto Club. Av. Niceto Vega 5510. Tel.: 4779-9396
La Bomba de Tiempo en el Konex. Sarmiento 3131. Tel.: 4864-3200
Kika. Honduras 5339. Tel.: 4137-5311 / 4137-5358
Boutique. Perú 535. Tel.: 4771-9628
Club Severino. Hipólito Yrigoyen 851, www.clubseverino.com.ar
Crobar. Marcelo Freyre s/n, Paseo de la Infanta. Tel.: 4778-1500
Terrazas. Av. Costanera y Sarmiento

×