Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Bolitas de mijo verde y semillas

Son bajas en grasas, ricas en fibra, sin gluten y llenas de valiosos ácidos grasos esenciales.

El mijo es un cereal sin gluten de los muchos que recientemente se están reincorporando poco a poco a nuestra dieta. Se puede conseguir en supermercados algo más especializados o herbolarios. 
Estas bolitas de mijo verde y semillas (chía, sésamo y amapola) son un snack fresquito y sabroso perfecto como aperitivo, como tentempié de entre hora, para llevar al trabajo o de picnic en un tupper, ideales para los que todavía no cocinaron nunca mijo y buscan una receta especial para iniciarse.

Ingredientes
• ½ taza de mijo
• 1 y ½ tazas de agua
• 2 hojitas de laurel
Sal marina
• 1 puñado de hojas de espinacas
• 1 manojo pequeño de albahaca
• 2 cucharadas de levadura nutricional o cerveza
• 2 cucharadas de jugo de limón
• 1 diente de ajo
• 1 pizca de comino
• 1 cucharada de aceite de oliva virgen
Agua
• 2 cucharadas de semillas de chia molidas
Semillas de sésamo
Semillas de amapola
Instrucciones
Sumergir el mijo en un bol de agua y dejar al menos 5 minutos. Remover bien con una cuchara y enjuagar. Poner a cocer con el agua, un poco de sal y el laurel. Dejar unos 20 minutos a fuego medio o hasta que se haya absorbido todo el agua. Entonces sacar del fuego, tapar y dejar reposar hasta que se entibie.
Batir las espinacas, la albahaca, la levadura, el limón, el ajo y el comino con una cucharada de aceite y un chorrito de agua para que se haga un puré espeso. Es importante no pasarnos con el agua para que nos quede un puré y no una crema.
Moler las semillas de chía y mezclar con el mijo cuando esté ya tibio. Agregar el puré verde y mezclar bien para que todo quede verde.
Meter en la heladera a que se enfríe y dejar al menos una hora para que compacte la mezcla. Sacar y hacer bolitas con las manos humedecidas.
Preparar un pequeño bol con un poco de semillas de sésamo y otro con las de amapolas. Pasar las bolas por un lado en unas semillas, las damos la vuelta y pasamos por el otro lado con las otras semillas.
Meter las bolitas en la heladera hasta que las comamos (se comen frías).

×