Publicidad Bajar al sitio
Moda

Belleza natural

La revista femenina más leída de Chile dejó de retocar a sus modelos, sentando un importante precedente en el mundo editorial.

La Revista Ya, perteneciente a El Mercurio, diario más importante de Chile, está sentando un importante precedente no solo entre las revistas femeninas sino en el mundo editorial a nivel mundial.

“Una contradicción comenzó a rondar nuestras reuniones de pauta” cuenta Paula Escobar Chavarría, editoria de Revistas en el grupo El Mercurio. “Por un lado queríamos hacer temas relevantes, que mostraran y reflejaran una mujer moderna, con los pies en el Siglo XXI. Pero cuando llegábamos las páginas de moda y belleza, las propuestas contradecían nuestros principios: a menudo eran producidas con modelos quinceañeras, muy delgadas y que, aún peor, eran adelgazadas y rejuvenecidas mediante técnicas de Photoshop que algunos fotógrafos externos -a pesar de nuestras peticiones- utilizaban”.

La dirección de la revista intentó persuadir a colaboradores y agencias para trabajar con modelos de cuerpos saludables y sin alteraciones digitales, pero la prédica no llegó demasiado lejos. Las pautas de la industria están fuertemente arraigadas y no son fáciles de combatir.

Britney PhotoshopEl caso chileno está apoyado en una tendencia que lentamente va surgiendo a nivel mundial. En nuestro país la Ley 3960 sancionada en 2012 obliga a los publicistas a incluir en las campañas la leyenda ““La imagen de la figura humana ha sido retocada y/o modificada digitalmente”. El mismo año, Israel aprobó una “Ley Antiphotoshop”, que también establece que las modelos con un Indice de Masa Corporal menor a 18,5 no pueden aparecer en ningún tiipo de publicidad ni evento de moda. En Italia y Francia se viene trabajando desde 2008 distintos compromisos para regular la edad y peso de las modelos.

Con estas fuentes de inspiración, finalmente la revista lanzó su Campaña de Buenas Prácticas, que está avanzando con obstáculos pero también con apoyo de distintos sectores, incluyendo fotógrafos y agencias que se sumaron enviando a sus modelos a una consulta médica para certificar su peso. La iniciativa, que comenzó a aplicarse a principios de este año y gracias a su repercusión internacional en los medios está a punto de generar un seminario sobre el tema, busca ir más allá de lo visual y evitar también el contenido editorial que influya a las mujeres a consumir ciertos productos para ser aceptadas. Mientras algunas estrellas como Britney Spears ya comienzan a tomarse el tema con humor filtrando sus propias fotos antes y después del retoque, quizás en un futuro grandes medios como Vogue o Elle decidan sumarse a la movida.

×