Publicidad Bajar al sitio
Agenda

BAFICI: 15 años de cine independiente

La niña bonita de los festivales de cine llega con una nueva edición y sigue convocando desde una interesante y variada pogramación

Por Martín Gómez Escribano

El BAFICI cumple 15 años y lo festeja con doce días a puro cine. Entre el 10 y el 21 de abril, la edición 2013 del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires entregará, en sus once sedes, más de 400 películas. Como siempre, su grilla de programación es amplia y puede resultar algo abrumadora. Por eso sugerimos una selección de las que merecen un lugar destacado en nuestra agenda.

Berberian Sound Studio (Peter Strickland, 2012, Reino Unido). Definida como una película “para los sentidos”, el segundo film del británico Strickland cuenta la historia de Gilderoy, un ingeniero de sonido contratado para trabajar en una película de terror del estilo de Dario Argento. De a poco realidad y ficción se condensan, los límites se hacen difusos y la única certeza son los gritos, los ecos, los susurros. Este ¿drama, horror, thriller? protagonizado por el experimentado Toby Jones no para de recibir elogios por su originalidad y luego de su paso por los festivales de Locarno y Edimburgo desembarca en Buenos Aires para participar en la Competencia internacional.

Call Girl (Mikael Marcimain, 2012, Noruega-Suecia-Finlandia-Irlanda). Otra que comparte categoría y viene dando que hablar. Esta “Zodiac escandinava” (en referencia a la que posiblemente sea la mejor película de David Fincher), está inspirada en el escándalo conocido como Bordellhärvan, que sacudió Suecia al revelar las conexiones entre el mundo de la prostitución y la alta sociedad sueca en los años 70. Luego de ser aplaudida en Toronto, esta ópera prima quiere demostrar por qué la etiqueta de “clásico thriller de paranoia política” le queda chica.

El club de los cinco (John Hughes, 1985, EE.UU.). Enmarcada en el apartado retro de la novedosa sección Vanguardia y género (una suerte de segunda competencia internacional que llega para reemplazar a Cine del futuro), este clásico de clásicos del director de Sweet Sixteen y Ferris Bueller’s Day Off es una cita obligada. Molly Ringwald, Ally Sheedy, Emilio Estevez, Judd Nelson y Anthony Michael Hall han pasado a la eternidad gracias a ese sábado dedicado a expiar sus culpas en la desierta secundaria Shermer. Nadie que esté en sus cabales dejará pasar la chance de escuchar la gran Don’t You (Forget About Me) de los escoceses Simple Minds en una sala de cine mientras disfrutamos de este choque de estereotipos entre el cerebrito, la irresponsable, el atleta, la princesa y el criminal. Dentro de la misma sección se encuentran también Sobreviven, de John Carpenter, El rey de la comedia, de Scorsese y La mosca, de Cronenberg, entre otras.

Starlet (Sean Baker, 2012, EE.UU.). Nuestra primera elegida de la sección Panorama, que nuclea los últimos films de los grandes directores del cine mundial, tiene todos los condimentos del (buen) cine indie estadounidense. Por un lado la veinteañera Jane, aspirante a actriz, convive con Melissa y Mikey con quienes comparte drogas, videojuegos y alguna que otra actividad más. Por el otro, Sadie, una anciana viuda adepta al bingo que sueña con París. Cruzarán caminos cuando en una venta de garage Jane encuentre varios miles de dólares dentro de un termo perteneciente a Sadie. A partir de aquí la extraña pareja formará un vínculo aun más extraño, con un pequeño chihuaha llamado Starlet como espectador. Ganadora del premio Robert Altman en la última entrega de los Independent Spirit Awards y luego de presentarse en los festivales de Locarno y Mar del Plata, Starlet se erige como una película que cumple en todos los rubros. El dato: Dree Hemingway es la hija de la Muriel Hemingway de Manhattan y bisnieta del mismísimo escritor Ernest Hemingway.

Vic+Flo ont vu un ours (Denis Côté, 2013, Canadá). También en la sección Panorama, el director de Elle veut le chaos, Curling y la insuperable Bestiaire, todas ellas presentadas en distintas ediciones del BAFICI, vuelve con la historia de Victoria y Florence, dos mujeres que se recluyen en una cabaña en medio de la nada luego de que una de ellas sale de la cárcel. Si la experiencia Bestiaire podía resumirse como “numerosos planos de animales”, el mínimo argumento de Vic+Flo no debería desalentar a nuestros lectores. Del mismo modo que con un simple mazo de cartas pueden realizarse numerosos trucos de magia, quien dirige demuestra lo mucho que se puede hacer con muy poco… nadie maneja como él el ida y vuelta entre lo simple y lo complejo. DenisCôté, en vos confiamos.

Leones (Jazmín López, 2012, Argentina-Holanda-Francia). Contemplativa, sugestiva, compleja, hipnótica, silenciosa, la ópera prima de Jazmín López está destinada a dividir a la audiencia. Podemos reconocer los bosques de Bariloche en el andar desorientado de un grupo de adolescentes que parecen no poder encontrar aquello que buscan. Pero, ¿qué es? ¿De qué se trata?¿Es acaso un lugar, una experiencia, un estado? Uno podría preguntarse de qué va Leones y haría bien. La Competencia Internacional nos acerca una experiencia que no es para cualquiera, pero de eso se trata un festival y más aun uno de cine independiente. Será cuestión de animarse y sacar conclusiones propias.

Vamps (Amy Heckerling, 2012, EE.UU.). No todo está dicho sobre los vampiros en el cine. No si Amy Heckerling tiene algo que filmar al respecto. La directora de Look Who’s Talking y Fast Times at Ridgemont High vuelve a asociarse con Alicia Silverstone, la Cher de ese noventoso placer culpable llamado Clueless (conocida en nuestro país como Ni idea). Claro que ahora, lejos de ser una adolescente escolarizada, pasa su tiempo como vampira asistiendo a un grupo de autoayuda para contener sus ansias de cenar humanos. Junto a Stacy, otra vampira interpretada por Krysten Ritter, intentarán develar qué es este asunto de vivir para siempre. Lejos de la aburrida solemnidad que envuelve al género vampírico por estos días, el film de Heckerling viene salpicado de sangre y diversión. Y si Malcolm McDowell y Sigourney Weaverse suman a la fiesta es muy difícil decir que no.

Anina (Alfredo Soderguit, 2013, Uruguay-Colombia). La novedad del apartado BAFICITO (el BAFICI para niños, digamos) es que por primera vez una película animada integra también la Competencia Internacional. La historia es la de Anina Yatay Salas, la niña del nombre tres veces capicúa quien, luego de una pelea en el patio de la escuela primaria a la que asiste en su Montevideo natal, debe atravesar “el más raro de toda la historia de los castigos raros”, según sus palabras. Tanto ella como Yisel, la otra involucrada en el conflicto, deberán custodiar dos misteriosos sobres negros sin abrirlos durante una semana. Este es el punto de partida que nos sumerge en el devenir de esta niña de diez años con la que transitaremos los avatares de la infancia rioplatense que compartimos con nuestro país hermano.

Much Ado About Nothing (Josh Whedon, 2012, E.E.U.U.). Ya hablamos en esta nota de lo bien que nos cae Josh Whedon, creador de algunas maravillas nerd como la serie Buffy the Vampire Slayer. Quizás para demostrar que no todo es ñoño en su producción, o simplemente para relajarse después del trabajo que implicó una superproducción como The Avengers, el director filmó en su propia casa, con producción de su esposa y la participación frente a la cámara de viejos compiches de otros proyectos (Amy Acker y Alexis Denisof de Angel, Nathan Fillion de Firefly, Fran Kranz de Dollhouse, entre otros) una versión moderna de una clásíca comedia de Shakespeare. Filmada en blanco y negro y con una frescura que renueva con gran acierto esta pieza teatral de 500 años, la película confirmará el amor de los fans por Whedon y sorprenderá a aquellos que lo tengan estereotipado.

Además de estas recomendaciones queremos mencionar la retrospectiva del prolífico director argentino Adolfo Aristarian que nos permitirá ver en cine películas como Martín (Hache), Tiempo de revancha y Un lugar en el mundo. También espara tener en cuenta la selección de ocho películas del ineludible surcoreano Hong Sang-soo, director de Oki’s Movie, The Day He Arrives y HaHaHa.

Por último, y para conmemorar los primeros quince años del festival, sería bueno no dejar pasar la sección BAFICI+FIPRESCIx15, que reúne lo mejor del cine argentino que se ha visto en ediciones anteriores. Los títulos hablan por sí solos: Mundo grúa (Pablo Trapero, 1999), La libertad (Lisandro Alonso, 2001), Parapalos (Ana Poliak, 2004), M (Nicolás Prividera, 2007), Historias extraordinarias (Mariano Llinás, 2008), El estudiante (Santiago Mitre, 2011) y Los salvajes (Alejandro Fadel,2012), entre otras.

×