Publicidad Bajar al sitio
General

Arquitectura orgánica, armonía entre construcción y naturaleza

La arquitectura orgánica u organicismo arquitectónico es una filosofía que promueve la armonía entre el hábitat humano y el mundo natural.

La arquitectura orgánica, también llamada “organicismo”, se originó en Estados Unidos cerca del año 1940 cuando se produjo una ruptura del racionalismo, aunque acepta muchas de las soluciones técnicas aportadas por éste. En este tipo de estilo la arquitectura no satisface los intereses propios del arquitecto, sino los de la naturaleza. 

Las construcciones no deben funcionar como desafíos para la naturaleza, sino que deben ser una proyección de ésta. La principal premisa se basa en el servicio que el arquitecto debe brindar a la obra que ejecuta, sacando interpretaciones a los usuarios, al entorno, los materiales, con amor y humildad. El arquitecto internaliza que él y su obra son elementos de un todo y que sin ese todo él no es nada.

Los principales materiales utilizados son fundamentalmente naturales (arcilla, piedra, madera); la idea es utilizarlos en su estado más básico posible y elementos reciclados o que hayan utilizado un bajo nivel de energía en su fabricación.

org1 org2 org3

“La arquitectura orgánica es el ideal moderno y la enseñanza tan necesaria si queremos ver el conjunto de la vida, y servir ahora al conjunto de la vida, sin anteponer ninguna tradición. No exaltando ninguna forma fija sobre nosotros, sino exaltando las sencillas leyes del sentido común. ¿La forma sigue a la función? Sí, pero lo que importa más ahora es que la forma y la función son una”.

org7 org8

 

×