Publicidad Bajar al sitio
Cocinar

Aprende a hacer el snack del momento: chips de kale

Gran fuente de proteínas, hierro y bajo en calorías, el kale es un superingrediente que no puede faltar en nuestra heladera.

El kale es un ingrediente que se popularizó hace poco tiempo y hoy en día lo vemos en batidos y platos sobre todo veganos o detox. Es un vegetal perteneciente a la familia de los coles y posee una gran cantidad de nutrientes que lo convierten en un superalimento que todos debemos tener en nuestras heladeras.

Además de su bajo valor calórico (ya que tiene una elevada proporción de agua en su composición), esta verdura es muy rica en calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc y posee un alto contenido proteico, de aproximadamente un 10%.

Las bloggers healthy y las marcas de comida orgánica, natural y saludable utilizan el kale para muchas de sus preparaciones. Este también forma parte de un snack que es muy nutritivo y recomendado: los chips de kale. El blog Delicious Martha nos enseña a prepararlos, sazonados con especias que los hacen aun más sabrosos. Tardan solo 10 minutos y son ideales para tener siempre encima y evitar picar otras cosas como papas fritas o chocolates.

INGREDIENTES (las cantidades dependen de los deseos de cada uno):

  • Col kale, las hojas sin el tallo
  • curry molido
  • jengibre molido
  • escamas de sal marina
  • aceite de oliva virgen extra

PREPARACION:

Primero de todo, precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
A continuación, lavar muy bien las hojas de la col kale, procurando que no quede arena ni suciedad entre las hojas. Dejar escurrir y secar con un trapo, intentando llegar a todos los surcos para que no quede humedad (esto facilitará que queden crujientes).

Cuando estén totalmente secas, cortar las hojas, separándolas del tallo central, ayudándonos de las manos. Ir disponiendo las hojas de la col sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Es importante que no se amontonen entre ellas, sino que formen una fina capa que cubra la bandeja.

Regar todas hojas de kale con un poco de aceite de oliva. Después, espolvorear curry y jengibre molidos al gusto. Si les gustan más otras especias, no duden en incorporarlas, incluso hacer las chips picantes con pimentón u otra especia al gusto. Por último, repartir escamas de sal por toda la superficie.

Finalmente, introducir en el horno durante 8-10 minutos, vigilando que no se quemen las hojas y no se ennegrezcan porque amargarían. Cuando estén crujientes, retirarlas del horno, dejarlas templar y pasarlas a una fuente.

×