Publicidad Bajar al sitio
General

Alimentos esenciales para cuidar la piel

Esta lista de 10 ingredientes tienen vitaminas, proteínas y nutrientes necesarios para evitar el envejecimiento, las quemaduras y las arrugas.

La piel, como todo en la vida, envejece y hay que cuidarla. Muchos creen que esto se puede realizar solo mediante cremas y tratamientos dermatológicos, sin embargo, la piel es algo a lo que hay que prestar atención todos los días, con lo más cotidiano: la alimentación

La revista Elle compartió una lista de 10 alimentos que ayudan a cuidar la piel y la explicación de por qué son tan esenciales, en palabras de la nutricionista Verónica Chazín. Es la forma más natural de hacerlo, y a la larga, una alimentación saludable muestra sus resultados:

1. FRUTOS SECOS

Son alimentos grasos que proporcionan los nutrientes indispensables para mantener una piel bien estructurada y terza. Contienen vitamina E (antioxidantes), vitaminas del grupo B (ayudan al proceso de renovación de las células) y vitamina B2 (ayuda a controlar la secreción de grasa en el cutis).

Las almendras, nueces, pistachos y avellanas reducen la oxidación celular, el envejecimiento de la piel e incluso van contra las manchas cutáneas. 

2. PALTAS

Es rico en potasio, vitaminas del grupo B y vitamina E, y fuente de proteínas y carbohidratos. Los aceites son ricos en antioxidantes y ayudan a mantener la piel libre de arrugas, además de que incrementan la cantidad de colágeno de la piel, proporcionándole una apariencia radiante.  

3. VEGETALES DE HOJA VERDE

La espinaca, la lechuga, la acelga, el apio, el kale tienen todas las vitaminas, minerales, antioxidantes y nutrientes que necesitamos para reponer la piel. Son ricos en filonutrientes, que actúan como aspiradoras y eliminadores de toxinas evitando enfermedades como el reumatismo, el cáncer o la diabetes. 

4. BRÓCOLI

Tiene componentes que estimulan la producción de enzimas que protegen y mejoran la piel. Su consumo ayuda a las células de la piel a protegerse de los daños causados por los rayos ultravioletas, causa principal del cáncer de piel. 

5. TOMATE

Es una de las verduras que más contribuye a mejorar el aspecto de la piel. Tiene licopeno, un gran antioxidante y protector celular, y dosis altísimas de vitamina C y A que protegen la piel de los daños externos. También nos protege contra quemaduras solares e impulsa los niveles de colágeno que frenan el envejecimiento.

6. FRUTOS ROJOS

Tienen una sobrecarga muy importante de antioxidantes, aumentando los niveles de protección frente a la oxidación. Cuanto más fuertemente pigmentado sea el fruto, más capacidad antioxidante tiene. Protegen los vasos sanguíneos, el sistema neurológico y tienen una gran capacidad para reducir la inflamación. Algunos son; frutillas, frambuesas, arándanos, uvas.

7. GRANADA

Se la llama “la fruta sana del corazón”, porque hay estudios que demostraron su papel protector de las arterias. Ayuda a mejorar la estructura interna de la epidermis, estimulando la formación de colágeno y dando como resultado una piel más joven. También es un gran protector solar, protegiendo la piel de los rayos ultravioletas y del ataque de los radicales libres causantes del envejecimiento celular.

8. NARANJA, LIMÓN, KIWI Y EL RESTO DE LOS CÍTRICOS

Las propiedades antioxidantes de la vitamina C son las que determinan los inmensos beneficios que estas frutas tienen para nuestra piel. Ayuda a luchar contra los radicales libres, interviene en la síntesis de colágeno, acelera el proceso de renovación de las células de las capas superficiales de la piel, ayuda a reducir las manchas y aporta brillo y luminosidad. 

9. PROTEÍNAS

Son los constituyentes básicos de la dermis, destacando en nuestra piel la proteína del colágeno. ¿Dónde la encontramos? en una ingesta adecuada de carnes, pescados, huevos, lácteos, legumbres, soja, quinoa y proteinas vegetales. Son ideales para tener una piel y uñas hermosas y para evitar la aparición de arrugas y flacidez de la piel. 

10. EL AGUA

La hidratación, tan necesaria para la piel, se consigue a través del agua de los alimentos que ingerimos y del agua de bebida. En la mayoría de las verduras y frutas, más de 90g por cada 100g, es agua. No hay que olvidar que debemos consumir diariamente 1,5 a 2 litros de agua y otros líquidos para equilibrar las pérdidas y mantener el nivel adecuado de hidratación. 

×