Publicidad Bajar al sitio
General

Alexander Petrosyan y la Rusia que nunca veremos

El galardonado fotógrafo Alexander Petrosyan pasó décadas descubriendo las dinámicas de su ciudad natal: la comedia y el drama cotidianos de una ciudad construida sobre contradicciones.

El fotógrafo Alexander Petrosyan tiene casi 20 años capturando la cotidianidad desde un ángulo inesperado, pues para él siempre hay algo extraordinario esperándonos allá afuera.


Su inspiración constante son las calles de San Petersburgo, donde vivió toda su vida. El centro histórico de la ciudad ocupa sólo unas pocas docenas de kilómetros cuadrados y Alexander se sabe cada esquina de memoria.

Cualquier fotografía que tomas mientras viajas“, dice, “es mejor mantenerla en privado, el ojo de un turista sólo puede ofrecer una visión fugaz desde el exterior. Este es mi mundo“, dice de San Petersburgo.
Lo más difícil es no repetirse“, dice. “Aléjate de tu propio estilo y tradiciones; Tienes que actualizar tu pensamiento y buscar el cambio constantemente“.


El premiado fotógrafo recibió su primera cámara a los 12 años de edad es uno de los mejores de su Rusia natal.

Desde el año 2000, cuando comenzó a dedicarse de manera profesional a la fotografía, y se dio cuenta de que, para comprender verdaderamente el mundo que lo rodeaba, primero debía tratar de capturarlo a través de su lente de manera innovadora, fotografiando todos los aspectos de la vida: no solamente los más hermosos.

 

×