Publicidad Bajar al sitio
Beber

9 licuados y smoothies para este verano

Estas recetas son perfectas para disfrutar de un día de sol y pileta con el mejor refresco.

Situación ideal de verano: recién te levantás, estás en tu casa, hacen 32°C y hay un sol alucinante. Te ponés el traje de baño y querés bajar a instalarte en la reposera con un libro durante un buen rato. Pero para aguantar y no morir en el intento necesitás algo fresco que te mantenga vivo. ¿Agua? Muy aburrido (y si no desayunaste peor todavía). ¿Gaseosas? Mmm… mucho gas. La solución es mucho más simple de lo que parece: un licuado o smoothie. No solo hidratan y refrescan sino que también alimentan porque están compuestos de frutas riquísimas y proveen muchos nutrientes esenciales. Los licuados son 100% libres; te permiten combinar las frutas (y verduras) que más te gustan o incluso las que, por cuestiones alimenticias, funcionan mejor juntas. Los smoothies, además, tienen un plus de hielo que, al batirse con el resto de los ingredientes, le da una consistencia más espesa y una terminación aun más fresca. ¡Son fáciles, rápidos y muy ricos!

Acá les compartimos 8 licuados o smoothies (la diferencia está en la cantidad de hielo que quieran agregarle) para que sus tardes al sol sean a puro color y sabor. Pero primero, algunos tips para un buen smoothie:

  1. Usar fruta fresca o freezada (o un combo de ambas). Si vas a usar fruta fresca deberás agregarle 1/2 vaso aproximadamente de hielo.
  2. Es importante llenar la licuadora con los ingredientes en un orden especial: primero los líquidos, después las frutas o verduras suaves, después las hojas verdes (si es que se usan) y el hielo al final.
  3. Depende de la dulzura de las frutas, podrás necesitar un poco de endulzante: stevia, miel, jugo de manzana o azúcar (rubia o integral).
  4. Todas las licuadoras son diferentes y procesan los ingredientes a distintos ritmos. Por eso, si tu smoothie es muy líquido agregale más frutas o hielo. Si es muy espero agregale más leche, jugo o agua.
  5. Se le puede agregar aditivos opcionales para sumarle nutrientes al smoothie: palta, chia, polvo protéico, maca, espirulina, yogur o avena cocida.

1. CEREZAS Y PIÑA

En una licuadora agregar 1/2 vaso de jugo de naranja o de manzana natural, 1 taza de cerezas, 1/4 de piña cortada en pedazos, 1/2 taza de una combinación de coco y almendra molidos y 1/4 vaso de hielo (si las cerezas estuvieron congeladas, conviene usar un manojo de hielo solamente). Luego, agregar el endulzante que se prefiera y licuar.

 

2. FRUTILLA Y MANGO

PARA EL DE FRUTILLA: En un alicuadora agregar 1/2 taza de leche de almendras, 1/4 taza de yogur, 1 cda. de miel y 2 tazas de frutillas congeladas. Agregarle, por último un manojo de hielo y batir hasta que se combine todo y no haya pedazos de hielo muy grandes.

PARA EL DE MANGO: En otra licuadora (o la misma pero sin la mezcla anterior) agregar 1/2 taza de yogur y 2 tazas de mango dulce (si no está dulce endulzar con miel). Batir con un poco de hielo hasta que todos los ingredientes estén combinados y la mezcla esté suave. 

Agarrar 2 vasos. Volcar el smoothie de frutilla en la base de cada uno de ellos (media mezcla por vaso) y luego, encima, la de mango. 

3. FRAMBUESA Y COCO

En una licuadora volcar entre 1/2 y 1 taza de leche de coco. Arriba agregar 1 banana pelada, 1 taza de frambuesas congeladas y 2 cdas. de extracto de coco (opcional). Endulzar a gusto y agregar encima un puñado de hielos. Batir hasta que la mezcla esté suave. Volcar el smoothie en un vaso alto, decorar con un par de frambuesas, coco rallado y, ¡a disfrutar!

4. ARÁNDANOS, BANANA Y AVENA

En una licuadora mezclar 1/2 taza de leche, 1 opte individual de yogur griego, 1/2 taza de arándanos congelados, 1/2 banana (o una entera si se prefiere más dulce), 1/4 taza de avena sin cocinar, 1/4 cdita. decáscara de limón, 1/2 taza de hielo y endulzante a gusto. Batir hasta que los ingredientes estén combinados y el resultado sea un smoothie suave.

5. SMOOTHIE TROPICAL

En una batidora agregar 1 taza de leche, 1 cda. de extracto de vainilla, 1 a 2 tazas de espinaca congelada, 1 taza de piña congelada cortada, 1 taza de mango congelado cortado, 1 banana media pelada, 1 taza de frutos rojos (frutillas, arándanos, frambuesas) y endulzante a gusto. Batir hasta que la mezcla esté suave. En el caso de que esté muy espeso conviene agregar más leche. 

6. DURAZNO Y ZANAHORIA

PARA 2 SMOOTHIES: En una batidora mezclar 1 taza de agua de coco (o agua sola), 1 cda. de miel, 2 cdas. de yogur griego, 2 tazas de duraznos cortados, 1 taza de zanahoria cortada, 1 banana y hielo a gusto. Batir y servir. 

7. FRUTOS ROJOS

En una batidora agregar 2 tazas de jugo de naranja, 1 taza de yogur de vainilla, 1/2 cda. de extracto de vainilla, 2 tazas de frutos rojos (frutillas, frambuesas y arándanos), endulzante a gusto y un manojo de hielo. Batir y servir. 

8. LICUADO VERDE DELICIOSO

En una batidora volcar 3/4 de taza de agua de coco. Encima agregar 10 uvas verdes, 1/3 taza de piña rebanada, 1/2 kiwi, 1 banana chica, 1 taza de espinaca y 1 taza de hielo. Batir y agregar endulzante a gusto. 

9. CHOCOLATE Y BANANA

En una batidora agregar 2 bananas, 1 cda. y media de polvo de maca, 2 cdas. de polvo de cocoa, 1 dátil y cdita. de extracto de vainilla. Comenzar a batir e ir agregando, de a una, 4 cdas. de agua o las necesarias para el espesor deseado. Volcar la mezcla en un vaso alto y decorar con trocitos de chocolate.

×