Publicidad Cerrar X
Cocinar

4 postres bomba por Tefi Russo

Las mujeres, especialmente las que viven solas y dependen de su imaginación culinaria para alimentarse, conocen sin duda a Tefi Russo, la creadora de nuestra salvación: Inutilísimas. Tal como lo dice su nombre, en su blog (junto a su página de Instagram y Facebook) ella comparte recetas simples para aquellas mujeres que quieran incursionar en […]

Las mujeres, especialmente las que viven solas y dependen de su imaginación culinaria para alimentarse, conocen sin duda a Tefi Russo, la creadora de nuestra salvación: Inutilísimas. Tal como lo dice su nombre, en su blog (junto a su página de Instagram y Facebook) ella comparte recetas simples para aquellas mujeres que quieran incursionar en el mundo de la cocina pero sin ir demasiado lejos. Mujeres que trabajan, que tienen hijos, que viven solas… y que definitivamente no tienen tiempo para dedicarle horas y horas a cocinar. Pero, aun así, les interesa y lo necesitan.

En el universo de Inutilísimas, Tefi comparte recetas de todo tipo: cenas en familia, comidas para cuando vienen invitados, ensaladas para las «mujeres light» y, por supuesto, postres súper golosos. ¡Todas amamos lo dulce! E incluso quienes viven a dieta pueden darse un permitido cada tanto…

Les compartimos 4 recetas de postres riquísimos y fáciles de hacer para que compartan con amigos, con familia o guarden en la heladera para picar en el medio de la noche. Pueden conocer todas sus recetas visitando su página de Instagram y su blog.

1. BANANNET

Ingredientes:

  • 1 banana
  • 1 pote de dulce de leche repostero
  • Chocolate para derretir

Preparación:

Cortar la banana en rodajas. Volcar el dulce de leche en una manga y colocarlo encima de la banana en forma de pico. Derretir el chocolate a baño maría o en el microondas y cubrir los banannetes con chocolate. ¡Llevar inmediatamente al freezer!

2. VOLCÁN DE DULCE DE LECHE

Ingredientes (6 unidades):

  • 750 gr. de dulce de leche repostero 
  • 75 ml. de crema de leche 
  • 60 gr de harina 
  • 3 yemas
  • 2 huevos
  • Manteca c/n 

Preparación:

Separar las claras de las yemas. Tal como dice en los ingredientes van a usar 2 huevos enteros y 3 yemas. Si tienen cara de terror frente a los huevos para separarlos, hay varias recetas de Inutilísimas que aconseja como hacerlo. Si no, es cuestión de practica. Y con los huevos sin éxito hacen FLAN. U omelette. No se abataten en el primer paso que no necesito exactitud. Acá no es como separar claras y yemas para un merengue. Ponen yemas y huevos en un bowl. Agregar la crema de leche y batir. Agregar el dulce de leche y batir hasta que quede liso y con un color uniforme. Volcar la harina y mezclar con las manos, palpando los grumos para desarmarlos. 

 El momento de enmantecar y enharinar es importantísimo para este postre. Porque no valen cuchillos para separar de los bordes ni demasiado toqueteo ya que se rompe enseguida. Me olvide de contarles al principio que van a necesitar moldes individuales para horno. Olvidense de hacer uno grande. No hay chances. Si no los tienen, no se van a arrepentir. Como opción tienen los descartables que los pueden conseguir hasta en supermercados. Dejan a mano los moldecitos y la mezcla. Van a obtener 6 volcanes con esta cantidad. Llenan los moldes hasta la mitad o 3/4 partes.

El tiempo de cocción varía MUCHÍSIMO según cada horno. Créanme que es un postre que lo van a repetir mucho. Lo que pueden hacer es controlar el tiempo la primera vez y no se olviden de anotarlo. Así la próxima (siempre y cuando este en la misma temperatura y en el mismo horno) no tienen que estar tan pendientes. El horno va fuertecito (200º). Les cuento un poco.. Lo que hace el horno bajo es cocinar de adentro hacia fuera. A diferencia del horno fuerte que cocina de afuera hacia adentro. Por eso en este caso necesitamos una temperatura alta, para mantener la parte de adentro del postre húmedo apenas se cocine lo de afuera y haga una costra justa y necesaria para desmoldar sin que se rompa. El tiempo puede ir de 10 minutos a 20 y pico… la gracia es que salga «crudo» por dentro, por decirlo de alguna manera.

Es un postre que se desmolda al instante de sacar y se sirve en el momento y caliente. Van a tener preparado un bowl con hielo y agua para hacer un baño maría invertido. No le hagan caso al termino si no lo entienden o es muy gourmet. Lo importante es que van a dejar un minuto los moldecitos ahí y de a uno para lograr que el frío y el contraste de temperaturas contraiga el postre y prácticamente se desmolde solo al darlo vuelta en el plato. Por favor que no les entre agua! No se abusen con llenar demasiado el bowl y exceda la altura del molde. Agarran el molde del hielo. Le pasan un trapito por abajo para no mojar el postre y lo dan vuelta con cuidado en un plato.

No puede faltar el helado. Les recomiendo crema americana o banana. Para hacer la típica banana con dulce de leche pero MIL veces mejor.

3. SUSPIRO LIMEÑO

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 taza de crema de leche
  • 4 huevos
  • Gotas de oporto
  • 1 medida de azúcar (cuando separan las yemas de las claras y dejan las claras para el merengue. Agarran un vasito o algo para tomar la medida de las claras. Esa misma medida la van a poner de azúcar y 2 de agua)
  • 2 medidas de agua
  • Canela molida
  • 1 cdta. de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de jugo de limón 

Preparación:

Poner en una olla la leche condensada, la crema, el oporto y mezclar. Dejar a fuego bajo por 20 minutos aproximadamente removiendo cada tanto. Mientras tanto separan las claras de las yemas. Usen 4 bowls. 2 para separar clara de yema del que estén usando y otros dos para ir juntando a medida que se separan BIEN. Importante! En el merengue no puede haber ni una pizca de yema porque sino no crece.

Cuando la mezcla del suspiro esta más espesa y paso el tiempo correspondiente le agregan las yemas. Mezclan bien. Dejándolo en el fuego un par de minutos más mientras baten. Ponen la mezcla en donde los vayan a servir individualmente (vasitos de shot van bien). Y a la heladera mientras hacen el merengue.

Para el merengue poner la medida de azúcar y las dos medidas de agua. Dejan haciéndose un almíbar sin batir. Por otro lado agregan a las claras el extracto, la pizca de sal y el jugo de limón, y baten hasta que estén espumosas. No se olviden del almíbar que debe estar por ahí al lado. No queremos que se cristalice. Cuando llegue a punto bolita (se van a dar cuenta metiendo una gota de almíbar en un vaso de agua fría, que se debe transformar en una BOLITA) esta listo para usar.

Apagan el fuego del almíbar y dejan reposar unos segundos. Mientras vuelven a retomar con las claras espumosas batiéndolas y de a poquito y a medida que siguen batiendo, agregan el almíbar. Cuando les den ganas de tirarse de bomba adentro del merengue, se haya templado y se formen picos, quiere decir que esta listo. También esta el truco de dar vuelta el bowl arriba de la cabeza.  Reservar. 

Una vez que están más fríos los suspiritos que dejaron en la heladera, le agregan el merengue. A cucharadas o con una manga si van a hacer varios. Más práctico. Le agregan canela con colador si es que les gusta y se sirven fríos.

4. CRUMBLE DE MANZANA

Ingredientes:

  • 3 manzanas verdes
  • 200 gr. de manteca fría
  • 200 gr. de azúcar
  • 200 gr. de harina

Preparación:

Limpiar las manzanas. Pelarlas, sacarles cabito, pepitas… Cortarlas por la mitad y en rodajas finitas. Cortar la manteca en cubitos y ponerlos en un bowl. La manteca tiene que estar fría y en esto no se pueden demorar mucho porque si se derrite es para macana. Agregarle el azúcar, la harina y con los dedos formar un granulado. Pausa: Traten de no usar mucho las palmas, de lo contrario van a formar una masa enorme y no sirve. Acuerdense granuladito. Tampoco es conveniente usar toda la mano porque va a desprender mucho más calor y van a lograr que la manteca se derrita más rápido. Si no me hicieron nada de caso y ya se les transformo en un chicle imposible de desintegrar y separar, no se preocupen que hay solución. Agreguenle más harina. Tampoco se me vayan a copar con esto que cuanto menos harina mejor. 

Poner en la fuente que eligieron las manzanas por abajo y después el crumble. No hay que acomodar ni hacerlo prolijo, tampoco importa si rebalsa mucho porque con el horno se achica. Llevar al horno (180º) durante media hora o 40 minutos, para hornos más vagos puede ser hasta 45 ó 50 minutos. Hasta que lo vean doradito.

 

×