Trip

Sintra: una escapada al secreto mejor guardado de Portugal

Hogar de los castillos y jardines de cuentos de hadas y un casco histórico encantador, este pueblo portugués fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y merece una visita obligatoria.

Muchos habrán scolleado en Instagram o en Pinterest y habrán frenado unos segundos para admirar las imágenes que documentan los palacios de Sintra, en Portugal. Y probablemente la mayoría se habrá preguntado: ¿ese lugar es tan mágico como parece? La realidad es que sí, la municipalidad que en su momento fue hogar de vacaciones para la realeza, hoy está repleto de castillos, palacios y bellezas históricas que lo hicieron merecedor del título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

sintra31

Sintra es una escapada obligatoria para todos aquellos que se encuentran visitando Lisboa. El viaje en tren dura 40 minutos y sale desde la estación de Rossio, cada media hora. Muchas personas la visitan por el día, pero quienes tengan un margen más largo de tiempo pueden estirar el viaje a dos días, para conocer la mayor cantidad de joyas escondidas que este territorio tiene para ofrecer y vivir su energía durante 24 horas completas.

La UNESCO reconoció a Sintra como Patrimonio de la Humanidad por considerarlo uno de los primeros y más importantes “centros de la arquitecutra romántica europea”. Tal es su riqueza arquitectónica y paisajística que, en aquel 1995, tuvieron que añadir una nueva categoría: la de paisaje cultural. Su casco histórico, el verdadero corazón del romanticismo, está compuesto por estrechas callejuelas, en cuesta y empedradas, en las que se esconden locales de recuerdos, pastelerías y vistas recortadas a los imponentes palacios que se encuentran en altura.

SINTRA34

Callejear por Sintra es todo un placer para los sentidos. En el centro histórico, lo mejor que se puede hacer es perderse entre calles y esquinas, investigando los locales llamativos y pastelerías y degustar dulces típicos de Sintra como la Queijada (La “Antiga fábrica de queijadas finas da Piriquita” es la creadora de esta receta) o los Travesseiros.

sintra28

En la misma estación donde termina el tren, es recomendable comprar el ticket para el autobús que une los tres principales monumentos de Sintra; Palácio Nacional Sintra, Castelo dos Mouros y Palácio da Pena. Si bien hay una gran cantidad de viajeros que prefieren caminar en sus vacaciones, hay que tener en cuenta que Sintra posee muchas montañas y varios de estos edificios se encuentran cuesta arriba, en caminatas que resultan demasiado cansadoras.

PALACIO DA PENA

Construido durante el siglo XIX con el estilo del romanticismo por el rey Ferdinand II, este imponente y exótico palacio tiene asimismo influencias arquitectónicas del estilo manuelino y moro. Se construyó para ser visto desde cualquier ángulo de la base, e incluye más de 500 especies de árboles y plantas. El Palacio da Pena es Patrimonio de la Humanidad y una de las siete maravillas de Portugal.

SINTRA VA

En las ruinas de lo que fue un monasterio derrumbado por el terremoto de 1755, esta construcción tiene un atractivo especial: sus colores tan llamativos y variados además de sus torres y formas que lo convirtieron en un castillo salido de un cuento de hadas. Rojo, amarillo, azul… el Palacio da Pena deja boquiabierto a viajeros de todas partes del mundo, y es considerado el monumento más importante de Sintra.

El palacio puede recorrerse tanto en su exterior como en su interior. Dar vuelta por sus murallas y rodearlo, admirando las paredes coloridas y las fachadas cubiertas de azulejos realmente merece la pena (y una foto para Instagram). Luego, en el interior, se puede pasear por sus varios salones y admirar objetos antiguos de diversa índole, como su bañadera-ducha, el juego de café floral o la caja de juegos de mesa portátil.

sintra sintra3sintra7

PALACIO NACIONAL DE SINTRA

El Palacio Nacional de Sintra es el de mejor acceso, ya que se encuentra abajo en la ciudad, e invita a realizar un constante ejercicio de observación y conocimiento sobre la historia del arte. Su arquitectura combina una mezcla de distintos estilos: gótico, manuelino, mudéjar y moro, y se trata del único palacio de la monarquía portuguesa que logró sobrevivir a través de los años casi intacto. Construido en el siglo XVI, fue luego modernizado y ampliado a través de los siglos, razón por la cual hoy presenta tanto mix de estilos arquitectónicos.

La influencia árabe se nota en todo el Palacio Nacional de Sintra, habiendo incluso una habitación con su propia fuente mudéjar. La Sala de los escudos (Sala dos Brasões) es posiblemente la más espectacular del palacio, con su alto techo abovedado en el que hay tallados 72 escudos de armas de familias nobles. El Palacio Nacional fue nombrado monumento nacional en 1910.

sintra5 sintra6 SINTRA27

CASTELO DOS MOUROS

El Castelo dos Mouros es la fortificación más antigua de la zona. Construido entre el siglo VIII y IX por los árabes durante su conquista de la Península Ibérica, se conserva en bastante buen estado y se emplaza imponente mirando el casco histórico y el Palacio Nacional de Sintra.

La fortaleza va siguiendo la línea que dibujan las montañas sobre Sintra y los muros se adaptan al escarpado terreno, así que en días despejados las vistas son impresionantes. El largo paseo entre sus murallas y los paisajes que ofrecen hacen que la visita realmente merezca la pena. Las banderas de las torres de la fortaleza representan los distintos escudos que tuvo Portugal en su historia. La bandera verde es Sintra en caracteres árabes.

sintra12 SINTRA25

QUINTA DA REGALEIRA

Luego de cruzar la taquilla donde se abona la entrada, se va directamente al pequeño Palacio de la Regaleira, cuyas salas se encuentran perfectamente decoradas y conservadas. Mosaicos con lobos en el suelo, escenas bucólicas pintadas en las paredes, conejos con alas, tazas de porcelana francesa, canguros que custodian… la palabra “extraño” caracteriza a esta construcción creada por Antonio Augusto Carbalho Monreiro, definitivamente un personaje peculiar.

Sin embargo, el palacio apenas cubre una pequeña esquina del mapa de la quinta. Lo más imponente, sin duda, son sus inmensos jardines que invitan a perderse durante horas en sus recovecos y construcciones de cuento de fantasías. Pasadizos, cuevas comunicadas entre sí, torres de princesas y dragones, y un sinfín de simbolismos esotéricos de la alquimia, la masonería, la Rosacruz componen este vasto mundo aparte que atrae miles de turistas curiosos y aventureros.

El Pozo Iniciático, en lo alto del jardín (la parte más salvaje), demuestra cómo sus constructores tenían todo estudiado. Los escalones de este pozo que se interna 27 metros dentro de la tierra evocan distintos pasajes de La Divina Comedia de Dante, y los 23 nichos encontrados bajo los peldaños aumentan el misterio de este peculiar pozo. Incluso la entrada parece del tiempo de los druidas, con una puerta giratoria camuflada en el entorno.

sintra16 sintra21 sintra20 SINTRA26

Por: Belén Rodríguez Traverso